Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reducido a un partido el cierre del campo del Athletic

El Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) redujo ayer a uno la sanción de dos partidos de clausura del campo del Athletic. También revocó el cierre por un encuentro que pesaba sobre el campo del Zaragoza.El CEDD, según su presidente, Rafael Mombiedro, ha tenido en cuenta una serie de atenuantes para rebajar al club bilbaíno la clausura por dos partidos de su campo de San Mamés, sanción impuesta por el Comité de Competición, ratificada después en el de Apelación, debido a las lesiones que sufrió Konrad, el portero del Zaragoza, al ser alcanzado en el ojo por un petardo lanzado desde el graderío en el partido que los dos equipos jugaron el 9 de marzo en Bilbao. "El Ahtletic no es reincidente", explicó Mombiedro. "Fue un acto único, aunque hubo más lanzamientos, pero ya dentro del graderío. Aunque los efectos de la lesión fueron leves, impidieron a Konrad seguir jugando y por eso hemos calificado los hechos de graves y, dentro de la gravedad, en su grado mínimo, y, por lo tanto, corresponde un partido de clausura".

El Athletic no tiene tiempo material para cumplir mañana la sanción frente al Compostela y el CEDD ha indicado a la Federación que decida el encuentro de castigo.

El Zaragoza, por su parte, ha visto revocado el cierre de su campo de la Romareda, sanción impuesta al ser alcanzado un juez de línea en la espalda por una botella llena de agua lanzada desde el graderío. El CEDD estima también que ha sido un hecho único y el Zaragoza ha aportado pruebas médicas que acreditan que un golpe de esta índole no puede causar lesión tal que requiera un collarín, como el juez de línea llevó en los días posteriores al partido.

El CEDD, por otro lado, no resolvió, por falta de tiempo, el recurso que el Atlético de Madrid presentó por los dos partidos de sanción a su jugador Esnáider, expulsado el 9 de marzo en el campo del Betis. Esnáider cumplió ya uno de los encuentros de sanción y sobre el otro pesa la suspensión cautelar concedida la pasada semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de marzo de 1997