Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lendoiro planifica el futuro del Deportivo sin contar con Toshack

Las discrepancias sobre la política de fichajes han abierto un cisma en apariencia insalvable entre el presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, y su entrenador, John Toshack. El técnico galés ha constatado en las últimas semanas que el club estaba planificando su plantilla de jugadores sin tener en cuenta la opinión del preparador. Desairado, el galés anunció el domingo que el 30 de junio deja el club.

Lendoiro, como siempre, apunta alto para buscarle un sustituto: Johan Cruyff y Víctor Fernández son las dos primeras opciones.Con la memoria aún dolorida por la derrota del pasado sábado ante el Barcelona, la primera en la Liga del conjunto gallego, Toshack aprovechó su inhabitual comparecencia televisiva el domingo para criticar veladamente los últimos fichajes de Lendoiro y declarar que se siente "despreciado" por la afición coruñesa. Pocas horas antes, en el estadio de Riazor habían aparecido algunas pintadas con la leyenda Toshack go home. Pintadas que se repitieron ayer.

Lendoiro se ha atrincherado en un cauteloso silencio tras las declaraciones del entrenador, pero ha dejado que trascienda su malestar. Desde hace semanas, todos los signos externos apuntaban a que el presidente había perdido la confianza en su técnico. Lendoiro ha fichado varios jugadores (Renaldo, Flavio Conceioçao, Nuno o Helder) con la oposición abierta de Toshack, y recientemente ha iniciado una ofensiva para hacerse con el mediapunta del Benfica, Joáo Pinto, de quien el galés ha dicho que sólo le suena "porque tiene el nombre de un banco portugués".

El entrenador también se opone a la casi segura marcha de Djukic, cuyas pretensiones económicas para renovar su contrato el próximo 30 de junio han sido rechazadas por el club. El defensa serbio salió ayer en defensa del técnico. "Me da pena que esté en las primeras páginas por esto", afirmó, "cuando debería hablarse de que ha logrado mantener al equipo invicto durante 17 jornadas. Ha hecho un magnífico trabajo, porque no es nada fácil conjuntar una plantilla con tanta gente nueva".

Lendoiro y Toshack se mantuvieron unidos en la adversidad de la anterior temporada y han roto justo cuando el equipo atraviesa un buen momento. El distanciamiento, en cualquier caso, no ha sido producto de un hecho repentino. La directiva no se mostraba nada satisfecha con el rendimiento de los fichajes recomendados por el entrenador la pasada campaña (Milovanovic, Radchenko, Begiristain y Martín Vázquez, aunque este último tuvo el infortunio de lesionarse). Al acabar la Liga, las dos partes estaban de acuerdo en que era necesaria una renovación a fondo de la plantilla. Se siguió el criterio de Toshack para realizar adquisiciones en el mercado comunitario (Songo'O, Martins, Madar y Bonnissel), pero Lendoiro fichó por su cuenta, bajo el asesoramiento del segundo entrenador y hombre de su total confianza, José Manuel Corral, a toda la nueva escuadra brasileña.

Desde entonces, Toshack no ha dejado de quejarse del exceso de futbolistas extranjeros e incluso aconsejó públicamente al club que invirtiese menos dinero en fichajes para dedicarlo a mejorar sus instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de enero de 1997

Más información

  • El club piensa en Cruyff y Víctor para la próxima campaña