Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: COMPETICIONES EUROPEAS

"No especulamos con el resultado"

Los rojiblancos rechazan que su mal juego fuera una treta para esquivar al Ajax

Pantic esquivó al fin los postes y marcó su primer gol con el nuevo balón (los tres que ya había conseguido por Europa fueron con el viejo Adidas, no con el Nike). Con su tanto, puso al Atlético frente al Ajax en los cuartos de rival. Es decir, lo colocó justo ante el adversario que no querían los rojiblancos. De hecho, aunque todos los protagonistas lo negaron luego, dio la sensación durante el partido que el equipo español se sentía a gusto con el empate y que no tenía demasiadas ganas de romperlo. El 0-0 habría puesto al Atlético contra el Auxerre en cuartos y además habría evitado en semifinales al Juventus. Pero a última hora, Pantic marcó el gol.

Tanto el entrenador como los jugadores reconocieron que no jugaron un buen partido, que la victoria fue un premio no merecido, pero rechazaron que su mala imagen fuera intencionada. "A nosotros", afirmó Antic, "nos faltó fortuna. Siempre pueden despertarse suspicacias, pero nuestra intención fue ganar el partido. No especulamos con el resultado".

Pantic, que celebró con entusiasmos haber roto su mala racha con el nuevo balón, aseguró que sus compañeros no se enfadaron por su gol: "No supimos que nuestro rival era el Ajax hasta el final del partido. En el campo no hablamos con la radio y con la televisión. Además, si calculas, al final lo pagas seguro. El Ajax es muy bueno, el conjunto más fuerte, pero no hay nadie en el mundo al que no se pueda ganar".

Simeone, que falló tres o cuatro ocasiones clarísimas de gol, también fue tajante al negar que el Atlético no buscara intencionadamente la victoria: "En todo momento buscamos el triunfo. Y si yo hubiera estado más fino en dos o tres remates, la victoria habría llegado antes". El argentino, en cualquier caso, no teme al Ajax: "Para ser un equipo importante, hay que jugar frente a equipos importantes. Yo pienso que jugar contra el Ajax y luego contra el Juventus o el Rosenborg es un privilegio, no un problema".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de diciembre de 1996