Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borges no descarta trasladar a Asia parte de la planta quemada en Reus

El consejero delegado del grupo Borges, Josep Pont, afirmó ayer que la compañía no descarta trasladar una parte de la producción de su planta de Reus -devastada por el fuego el pasado 28 de marzo- a un país asiático. Esta fábrica, dedicada a la producción de frutos secos y aceite, daba empleo a 250 personas y se dedicaba al tratamiento de materia prima y envasado de avellanas, nueces y ciruelas.Pont no quiso concretar qué países asiáticos se están barajando para levantar una nueva planta de la empresa. Y matizó: "Se trata de una posibilidad que se está barajando, sin que haya nada decidido. Es sólo una alternativa. Nosotros somos empresarios y lo que debemos hacer son números". Pont anunció que la decisión se tomará antes del verano.

El consejero delegado de Pont, que participó en un encuentro con empresarios de alimentación, organizado por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE), dijo que "lo normal" es que la factoría continúe en Reus, pero no descartó que la fábrica quemada sea sustituida por dos nuevas plantas, una de las cuales no estaría en la localidad. Borges facturó 50.000 millones de pesetas durante el año 1995, un 15% más que el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de mayo de 1996