Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veinte años de 'Clásicos populares'

Los amigos que han acompañado Clásicos populares durante dos décadas -Mozart, Beethoven, Bach, Vivaldi y Schubert- se unen para celebrar hoy el 20 cumpleaños de uno de los programas más veteranos de Radio 1. Fernando Argenta y Araceli González Campa, responsables de este espacio, que se emite de lunes a viernes entre las 16.05 y las 17.00, han preparado un menú de música festiva variada. Los micrófonos se abrirán para que los oyentes compartan las ondas con los grandes compositores.

El último Estudio General de Medios, en su oleada del primer trimestre del año, le adjudicaba a Clásicos populares 170.000 seguidores. "Jugamos con una ventaja tremenda, la mejor música que se ha escrito en el mundo", asegura Fernando Argenta. El director y copresentador del espacio compara la música con la gastronomía. "No sé freir un huevo, pero disfruto mucho con la buena mesa. Así es la música clásica: no es necesario entenderla para que te guste. Es un misterio, un lenguaje que no necesita palabras ni raciocinio".Para Araceli González Campa, éste es un programa excepcional. "Reúne todas las virtudes y proporciona una música excelente a un público que en muchos casos no ha tenido ningún contacto con las sinfonías o las óperas", apunta.

Además de la materia prima, la clave del éxito de Clásicos populares reside en la puesta en antena, aderezada con una fina ironía y una buena dosis didáctica. "Somos nosotros mismos. No pretendemos ser eruditos. Utilizamos un lenguaje que está en la calle para que la gente que no nos conoce disfrute de algo con lo que nosotros disfrutamos", dice Argenta.

A los reacios. procuran engancharlos con subterfugios y anécdotas. De ahí el ejercicio diario por hacer familiares a los grandes compositores. A Juan Sebastian Bach sus hijos le apodaron el Viejo peluca y así es conocido por los oyentes, Beethoven fue rebautizado en su época como El sordo de Bonn y a Schubert sus amigos le llamaron El esponjita por su afición a la bebida. "Cuando la gente escucha que Chaikovsky compuso La patética en plena depresión debido a su homosexualidad la oye de otra manera", asegura Argenta.

Entre los aficionados a Clásicos populares figura desde el músico profesional hasta el ama de casa que nunca ha pisado una sala de conciertos. También los políticos se enganchan a este veterano programa de Radio 1. El ministro de Educación en funciones, Jerónimo Saavedra, y el presidente de la comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, son habituales oyentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996

Más información

  • El espacio de música culta de Radio 1 celebra hoy un programa especial