Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una reyerta con navajas y pistolas en un matadero abandonado deja cinco heridos

LUIS FERNANDO DURÁN, La sangre corrió ayer por el viejo matadero de Rivas, donde duermen desde hace tres meses 30 familias rumanas. Dos clanes iniciaron una violenta reyerta a primera hora de la mañana. La discusión terminó con tiros y puñaladas: un hombre fue herido de bala en un pie y cuatro personas, dos de ellas menores, fueron heridas con un arma blanca. Otras cinco personas resul taron contusionadas. Según la Guardia Civil, una afrenta amorosa pudo desatar la guerra entre castas.

Soniariz Victor, de 24 años, recibió una puñalada en la espalda. Una UVI móvil del Insalud trasladó a una chica de 16 años al hospital Gregorio Marañón. Tenía una herida de arma blanca en el costado que le alcanzaba el hígado. Su estado era grave. Otra mujer de 17 años ingresó en el mismo hospital con un brazo fracturado.

Dos ambulancias de la Cruz Roja trasladaron a otras dos personas con navajazos en la pierna y en la cabeza.

La Guardia Civil cree que una afrenta amorosa originó la pelea

Según la primera hipótesis de la Guardia Civil, una afrenta amorosa pudo desatar la guerra entre las familias rumanas asentadas en el matadero de Rivas-Vaciamadrid. "Nos estamos encontrando con problemas porque no quieren hablar y dicen no entender nuestro idioma", señaló un miembro del instituto armado.Ayer por la tarde, 14 vehículos de la Guardia Civil acordonaban la zona para impedir que la abandonasen los implicados en la pelea. Entrada la noche, la vigilancia del matadero continuaba. No obstante, un número indeterminado de personas abandonó en un vehículo el matadero después de la feroz pelea.

Anoche, la Guardia Civil no indicó si habían sido detenidos o no los presuntos autores de las agresiones.

Las familias rumanas llegaron hace tres meses, a principio del verano, a Rivas-Vaciamadrid (municipio de 20.000 vecinos al Este de Madrid). Habitan en el matadero abandonado. Según la Policía Local, malviven de la mendicidad.

"Algo así se veía venir porque estaban empezando a dar problemas",_señaló un agente. Las 30 familias rumanas están mal consideradas en Rivas. Un vecino les criticaba ayer por gastar "hasta 5.000 pesetas en llamar a Rumania".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1995

Más información