Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La dictadura del balón

La liga de 22 equipos y la 'futbolmanía' anulan la progresión de otros deportes

Que el fútbol haya ampliado su Liga profesional a 22 equipos no es sólo un problema que afecte a jugadores, técnicos y directivos. Otros muchos deportes están pagando la ampliación. El mayor caudal informativo y la acumulación semanal de partidos de fútbol han creado una nueva situación en el deporte: todas las demás especialidades han perdido presencia en los medios de comunicación. A eso se añade la aparición de la futbolmanía. Llegar al público cuesta más. Y como consecuencia, la captación de nuevos aficionados se complica aún más. El balón vuelve a aplicar su dictadura. Ni siquiera resiste el baloncesto.

La evidencia del cambio en el deporte español quedó patente cuando los directivos de la Liga profesional de baloncesto, ACB, entraron a negociar el nuevo contrato con Televisión Española (TVE). Les quedaban aún dos años de contrato, a razón de 1.400 millones por año. Sin embargo, renegociaron aquel acuerdo a la baja y aceptaron un compromiso por cuatro años a cambio de 4.000 millones. Perdieron 400 millones por año. Pero, como contrapartida, ganaron la posibilidad de ofrecer partidos a Canal + o a cualquier otra cadena.

"Nuestra cuota de audiencia en las semifinales y en la final de la pasada Liga mueven más bien al optimismo", indica Josep Vendrell, del departamento de prensa de ACB. "Alcanzamos los números más altos de la historia. En los últimos partidos de la final. entre el Barcelona y el Unicaja alcanzamos los 6,6 millones de telespectadores. Y, por otra parte, no hemos observado un descenso en la asistencia de público a los pabellones". Sin embargo, es evidente que los malos resultados de la selección española en el último bienio no ayudan en nada. España se ha quedado fuera de los JJ OO de Atlanta 1996 y eso supone un freno al desarollo.

Extrapolable

Pero el baloncesto es el caso menos flagrante. En balonmano, por ejemplo, el planteamiento es distinto. "Poco podemos perder, cuando ya históricamente hemos merecido muy poca atención", comenta uno de los responsables de este deporte. La declaración puede hacerse extrapolable a la mayoría de otros deportes minoritarios como el voleibol, el hockey sobre patines o incluso el ciclismo -fuera de las tres grandes citas anuales: Tour, Giro y Vuelta a España-"Yo no creo que nuestras dificultades de negociación con las cadenas de televisión provengan de la ampliación de la Liga de fútbol", comenta Miquel Roca, gerente de la Asociación de Clubes de Balonmano. "Sin embargo, encontramos más impedimentos en cuestión de fechas". Asobal no tiene acuerdo con TVE. "No nos aseguraban el número de transmisiones ni nos pagaban", dice. Ahora esperan firmar un contrato con Canal que les permitiría, como mínimo, mantener una franja horaria - los sábados (17.00). Sin embargo, la mayoría de retransmisiones se ofrecerían en Sportmanía, a través de satélite.

Roca acepta que cada vez encuentran más dificultades para encontrar los espacios lógicos en los medios de comunicación. "Pero yo lo atribuyo más a los criterios que rigen actualmente en las redacciones, que buscan por encima de todo las audicencias, frenando las posibilidades de los deportes minoritarios".

También el hockey sobre patines deberá negociar a la baja. Este año finalizó el contrato de tres temporadas por el que había percibido 100 millones de pesetas de TV-3. El canal autonómico mantiene una oferta de transmitir 25 partidos por temporada, con poco dinero, pero con la posibilidad de que cada club gestione la primera línea de publicidad de su pabellón. TVE no les ofrece dinero, sólo publicidad y cobertura estatal. "Puede que eso último decida, puesto que fuera de Cataluña este deporte está perdiendo implantación", señaló una fuente federativa.

La incidencia negativa del fútbol, en cambio, es valorada en su justa medida por los dirigentes del voleibol. "Incluso hemos notado un descenso de un 12% en las licencias", comenta Fernando Alonso, gerente de la federación. "El problema es que, si no salimos en la televisión, ni en los medios de comunicación, los niños eligen otros deportes, los que ven en la pantalla. Los chavales optan por los modelos que ven y difícilmente se: interesan por algo que no sale en la tele"

La carencia de presencia en los medios de comunicación también se ha notado en los partidos. Este año se evalúa en un 15% el descenso de espectadores en los estadios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1995