Europa selecciona a Olazábal para la Copa Ryder, a pesar de su lesión

Agencias

Bernard Gallacher, capitán del equipo europeo de la Copa Ryder, invitó ayer a José María Olázábal y al inglés Nick Faldo a formar parte del combinado que sé enfrentará a Estados Unidos en Rochester (Nueva York) a partir del próximo 22 de septiembre. De las 12 plazas del equipo, 10 se otorgan en función de los puntos conseguidos durante la temporada y las dos restantes por invitación. Entre los 10 clasificados por méritos figuran, Severiano Ballesteros, Colin Montgomerie, Bernhard Langer, Sam Torrance, Constantino Rocca, David Gilford, Mark Jamés ,Howard Clarke, Per Johansson y Philip Walton.Olazábal, que lleva un año sin triunfos a causa de sus problemas en el pie derecho, no las tiene todas consigo. El pasado domingo concluyó noveno en el Torneo de Akron (Ohio Estados Unidos).

En la última jornada partió con sólo dos golpes de desventaja sobre la cabeza. Pero no resistió y acabó muy cansado, tras sumar 75 golpes. Terminá a cuatro golpes del australiano Greg Norman, ganador del torneo.

Galladher anunció ayer que Olazábal no tomará una decisión hasta el próximo lunes, una vez concluida su participación en el Torneo Lancôme, que comienza el jueves en París. "No estoy seguro de estar en condiciones de competir en la Ryder", apuntó Olazábal. El jugador vasco agregó:"No quiero presentarme en el torneo sólo para competir, quiero ir si estoy al máximo para ganar la Copa". Olazábal tiene problemas este año para soportar cuatro recorridos consecutivos en otros tantos días. Su pie se resiente y su cojera se acentúa al final de cada jornada.

En la Ryder, las cuatro mejores parejas de cada selección soportan dos recorridos diarios, mientras que los más modestos se limitan a 18 hoyos, Gallacher está dispuesto a trastocar sus planes e incluir a Olazábal entre aquellos que jueguen un solo encuentro: "Tanto él como yo estaríamos felices si al menos está en condiciones de aguantar 18. hoyos". En caso de que finalmente se alinee un encuentro diario, Europa perdería a su mejor pareja de los últimos años: el dúo Olazábal-Ballesteros. En, las cuatro ediciones, anteriores han disputado 15 partidos y tan sólo han perdido dos.

Si Olazábal no se siente con fuerzas, Gallacher podrá decantarse por otro jugador. El galés Ián Woosnam y el sueco Parnevik tendrían las máximas opciones. Si Gallacher pierde a cualquiera de los 10 clasificados por puntos tendría que convocar al malágueño Miguel Ángel Jiménez. Éste perdió sus opciones el pasado fin de semana en el Abierto de Alemania, al no superar el corte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50