Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antic da el "sí" al Atlético para el año próximo

Jesús Gil desató la enésima crisis y el Atlético trata de sobrevivir a ella como puede. Alfio Basile se va; le acompaña su ayudante, Panadero Díaz; Carlos Aguiar, el entrenador de los porteros, dirigirá al equipo lo que queda de Liga; Radomir Antic, el actual preparador del Oviedo, tomará el relevo la próxima temporada; la plantilla, demasiado acostumbrada a la agitación, observa resignada el baile... Gil ha vuelto a colocar al equipo en una posición comprometida, la menos conveniente para la situación tan trascendente que vive.

MÁS INFORMACIÓN

En la noche del martes, instantes después de romper definitivamente con Alfio Basile tras una jornada de sucesivos y durísimos cruces dialécticos entre ambos, Gil diseñó con celeridad un plan de emergencia. Se puso en contacto con Carlos Sánchez Aguiar, el preparador de los porteros, y le entregó los poderes del equipo para las dos jornadas que quedan de Liga [cuatro si el equipo cayera en la promoción]. Tan sólo una semana después de insinuar la continuidad de Basile para el año próximo, de definirle como un técnico casi ejemplar, Gil había perdido ya toda la confianza en él.Tras tantear a varios entrenadores -una de las quejas expuestas por Basile a lo largo de los últimos días-, Gil ya tiene decidido quien dirigirá el equipo la próxima temporada. Se trata de Radomir Antic, el actual entrenador del Oviedo, quien, según fuentes consultadas por este periódico, ya ha dado una contestación afirmativa a la oferta rojiblanca. El entrenador serbio, según informa Mario Díaz, no quiso pronunciarse ayer sobre el particular. Se niega hablar de su futuro. El fichaje de Antic le costaría al Atlético 11 millones de pesetas, el precio en el que se fija la rescisión del contrato con el Oviedo, en vigor hasta el 30 de junio de 1996.

Carlos Aguiar dirigió ayer el primer entrenamiento con el Atlético. El técnico asume el cargo como una obligación. Sin más. No parece dejarse tentar por falsas expectativas de futuro. "Les aseguro"', comentó ayer el nuevo técnico del Atlético, "que yo no voy a disfrutar con esto. Me siento muy responsabilizado. La papeleta es fea y lo que menos voy a hacer es jugar a creerme entrenador del Atlético porque no lo voy a ser. Sólo seré un punto para poner orden u ordenar las ideas de la gente". En similares términos se dirigió a la plantilla poco antes de la sesión vespertina.

Alfio Basile negoció ayer con Clemente Villaverde, gerente del club, su marcha. Llegaron a un acuerdo en un cuarto de hora, según el representante del Atlético, aunque la rescisión del contrato no quedará plasmada por escrito hasta hoy, cuando llegue Norberto Recasens, el apoderado del entrenador. Basile, que llegó al estadio Calderón acompañado de un notario y un abogado, no realizó declaraciones. Rubén Panadero Díaz, su ayudante, también negoció su baja.

El técnico argentino se despidió de cada uno de los jugadores con un apretón de manos. La plantilla acogió el nuevo relevo con frialdad. Apenas le dió tiempo a encariñarse con el entrenador argentino. Tomás, el único portavoz autorizado a realizar declaraciones, se negó a hablar ayer. Miguel Ángel Gil, el director general del club, tampoco se pronunció ante los medios. "No quiero formar parte de este circo", se limitó a decir.

Basile pasará a la historia del Atlético como el entrenador más valiente de la era Gil.Nunca otro con contrato en vigor se atrevió a criticarle en público con la dureza que lo hizo el argentino. La osadía le costó el cargo, pero a cambio le permitió ganarse la admiración de buena parte de la opinión pública. Basile combatió contra el sigilismo, el término con el que él mismo bautizó la filosofía que en su opinión impera en la entidad madrileña. "Todos dicen sí, Gil; sí Gil", explica con ironía.

Caminero, sin sanción

El Atlético de Madrid al menos recibió ayer una buena noticia: Caminero podrá jugar el domingo frente al Zaragoza. El Comité de Competición no sancionó con un partido al centrocampista madrileño, pese a que el pasado domingo vió una tarjeta amarilla y cumplió ciclo. "El vídeo", argumenta el comité, "demuestra de forma manifiesta y patente que no existe la infracción reflejada en el acta, pues la misma habla de zancadilla a un contrario, cuando no se produce en modo alguno". Kiko (el club recurrirá su castigo) y López sí fueron suspendidos con un partido,El Atlético comparte puntuación en la clasificación con el Racing, el Compostela y el Albacete. Entre los cuatro deben jugarse una plaza de promoción en las dos jornadas que quedan de campeonato. Los madrileños sólo aventajan en el balance particular a los manchegos. Le es desfavorable respecto a los cántabros y a los compostelanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 1995

Más información

  • Carlos Aguiar suple a Alfio Basile hasta el final de Liga