Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESPLIEGUE MILITAR EN CHIAPAS

El Ejército mexicano ocupa un fantasmal cuartel general zapatista

Guadalupe Tepeyac

Guadalupe Tepeyac se ha convertido en un pueblo fantasma. El corazón del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en la selva Lacandona ha quedado desierto tras la llegada de las tropas mexicanas. Los hombres huyeron a los cerros; las mujeres y niños, paradójicamente, hacia los albergues gubernamentales. Los militares se han adueñado del cuartel general del subcomandante Marcos. Entretanto, el gobernador de Chiapas, Eduardo Robledo, del partido gubernamental, PRI, cuya elección impugnaban los zapatistas, presentó ayer su renuncia por un plazo de 11 meses (uno más implicaría, su salida definitiva del cargo) para favorecer la reconciliación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de febrero de 1995