Estudiantes complica su futuro en Europa

Los colegiales se obligan a ganar en el último partido para pasar a cuartos

El Estudiantes no resolvió su futuro; su rival, el Pau Orthez, sí. Los colegiales, están obligados a ganar en Berlín al Alba en la última jornada para pasar a los cuartos de final, aunque ya nunca como cabeza de grupo. Ese privilegio es para el Pau, el equipo de Ricky Winslow. El americano volvía por Madrid ano y medio después de abandonar Estudiantes. No es que se marcara una actuación brillante, pero se le echó de menos. Sobre todo, porque por ahí nace una de las más pronunciadas dolencias de Estudiantes: no tiene extranjeros. Posee la misma cantidad que cualquiera, pero se queda cojo en calidad Harper Williams se va entonando pero sigue por debajo de los nacionales. Y lo de Michael Smith ya es de pecado. Ayer sufrió con contundencia las iras de la afición, desesperada con su juego. Los verdaderos foráneos de Estudiantes, los que sobresalen en el equipo y marcan la diferencia, siguen siendo Herreros y Orenga.

Pronto se supo que Estudiantes no alcanzaría la renta de nueve puntos que necesitaba para pelear por el liderato. El Pau le quitó enseguida la mano. Gobernó la primera mitad el conjunto francés. Adormeció a Estudiantes y le fue dibujando pequeñas diferencias (de doce puntos la máxima, a un minuto del descanso). Así, de forma silenciosa, llegó al descanso con una renta cómoda (39-48).

La segunda mitad fue otra cosa. Estudiantes pareció despertar de la siesta y se lanzó a tumbar el marcador. Los síntomas eran esperanzadores, pero -cada vez que el empate o la victoria se ponía a tiro, algo se torcía.O Hernández autorompía el ritmo de su equipo, o excitaba a su hinchada devolviendo a Smith a la pista, o alguien fallaba el tiro decisivo... Siempre ocurría algo. Así hasta que Herreros empató (72-72) a falta de 3.24, A 40 segundos de laconclusión, Williams puso por delante a su equipo (79-78). Pero luego, tras la respuesta rápida de T. Gadou. (79-80), no supo acertar en el último tiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de enero de 1995.

Lo más visto en...

Top 50