Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Comité de Apelación absuelve a Valdano

Comité de Apelación de la Federación de Fútbol levantó ayer la sanción impuesta 24 horas antes al entrenador del Real Madrid, Jorge Valdano. "Era una pena desmedida" reconoció Lorenzo Pérez, su presidente, quien interpretó el hecho de forma radicalmente distinta: "Hubo arrepentimiento espontáneo y el hecho fue de escasa trascendencia". El Real Madrid, en cualquier caso, va a plantear una batalla jurídica para "que se regule el funcionamiento de estos comités". "Nunca me sentí tan acompañado" dijo Valdano, "estoy satisfecho aunque sigo preocupado".

La sentencia del Comité de Competición fue fulminada ayer por el de Apelación. Por un lado, la redacción del texto contenía errores de forma. Pero, fundamentalmente, despertó un auténtico clamor popular en defensa de Jorge Valdano dentro y fuera del propio fútbol. Técnicos, dirigentes, futbolistas -incluída la plantilla del Barcelona al completo- e incluso políticos se manifestaron sorprendidos por la desproporción de la sentencia. El caso más llamativo fue el del ministro de Trabajo, José Antonio Griñán, reconocido hincha del Betis, que no eludió intervenir en la polémica: "Me parece que la sentencia es algo así como si una persona va a cruzar la calle, lo hace con el semáforo en rojo, le pilla un coche y encima le meten en la cárcel. Creo que ha sido excesiva". El Real Madrid rentabilizó esta corriente de opinión con una rápida ofensiva en los despachos. Al mediodía llegaba el recurso a la sanción y a primera hora de la tarde ésta quedaba reducida al mínimo: 100.000 pesetas de multa al técnico y otras tantas al Madrid.Lorenzo Pérez, presidente del Comité de Apelación con una experiencia de tres meses en el cargo, explicó la marcha atrás: "Era una pena desproporcionada. A la vista del expediente concurren circunstancias atenuantes muy cualificadas, por lo que hemos considerado bajar en un grado la sanción".

Apelación mantiene que hubo infracción. "Ha existido alineación indebida, y por lo tanto se mantiene la sanción, pero no tan grave como la anterior" argumenta Pérez, "Hemos tenido en cuenta el arrepentimiento espontáneo, que sé contempla en el código civil y la escasa trascendencia del hecho, así como la posible ventaja que pudo sacar".

La interpretación dada por el Comité de Apelación coincide en lo esencial con los fundamentos del recurso presentada por el Madrid. El club, que en ningún momento dudó de que la sanción inicial era una "barbaridad", aconsejó a Jorge Valdano que no modificara sus hábitos de trabajo. Así, el técnico participó en el entrenamiento matinal de la plantilla. Valdano y el Madrid entendieron siempre que se trataba de una suspensión y no de. una inhabilitación como el presidente del Comité de Competición quiso definir el castigo.Lorenzo Pérez considera que el reglamento debe ser modificado al haber encontrado graves lagunas legales y ha instado a la federación para que modifique la norma.

Lorenzo Sanz, vicepresidente del Madrid, mostró su conformidad con la decisión: "Estamos muy contentos. El Comité ha reflexionado,y se ha dado cuenta de la barbaridad cometida. Las aguas han vuelto a su cauce, pero no por ello dejamos de estar preocupados por lo que ha podido suceder".

El Real Madrid anunció ayer a EL PAÍS que va a dirigirse a la federación y a la Liga para mostrar su preocupación por el funcionamiento de estos comités. En cuanto a Valdano, tras señalar que la decisión le llena de satisfacción, y agradecer la solidaridad de mucha gente, amenazó: "Cuando transcurra algún tiempo y pase la onda expansiva de esta sanción, voy a sacar a la luz pública quiénes son los enemigos oficiales del Real Madrid, esos que llevan ejerciendo presiones inhumanas sobre este club desde hace tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de octubre de 1994

Más información

  • El técnico del Madrid debe pagar 100.000 pesetas por su error