Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cita con el mal gusto

Veinte famosos seleccionan lo más hortera de la televisión

Elegir los programas más horteras de la televisión. Ésa fue la cuestión planteada a una veintena de famosos para que sondearan entre la basura de la producción televisiva nacional. Los reality shows, de sucesos y de amor, han sido los elegidos. Lo más curioso es que todos los citados como el colmo de la horterada son éxitos rotundos de audiencia. Una incógnita para sociólogos.> Celia Vilialobos, eurodiputada del PP: "La máquina de la verdad, Su media naranja y Lo que necesitas es amor me parecen los de peor gusto".

> Alessandro Lecquio, habitual de la prensa rosa: "No soporto La máquina de la verdad. Crea un juicio paralelo a la ley que me parece inmoral. Tampoco me gusta ¿Quién sabe dónde? Pierden la ética".

> Elena Benarroch, diseñadora: "La máquina de la verdad me parece repugnante. Por el presentador, por meterse en intimidades, porque no tiene límite" porque compra a la gente... Hay otros también muy horteras, pero inofensivos".

> Andrés Aberasturi, periodista: "Sin duda, Karaoke, de Tele 5. Lo emiten por la noche, y en vez de estrellas luce el sol. El escenario es cutre, de teatrillo de pueblo. De verdad, es un trauma verlo".

> Emma Cohen, actriz: "¡Hay tantos tan malos! Pero, sin duda, los peores son Cita con la vida y ¿Quién sabe dónde? Me dan grima. El programa de Lobatón no me gusta nada. Tampoco Cita con la vida, porque es tan hipócrita ... Y la presentadora no entiende lo que pasa".

> Corin Tellado, escritora: "La máquina de la verdad, Cita con la vida y ¿Quién sabe dónde? no me gustan nada. Y Su media naranja me parece demencial".

> Alfrodo Kraus, tenor: "Hay demasiados programas baratos. Sobran títulos como Lo que necesitas es amor o Su media naranja. Apelan a la facilona fibra sensible"..

> Lola Flores, artista: "Me pongo mala cuando en los programas esos de vídeos caseros (Vídeos de primera, Olé tus videos) graban a niños dándose coscorrones, cayendo de la bicicleta... Los de cámara oculta (Ta tocao, Te he pillao) también son muy horteras".

> José Luis López Vázquez, actor: "Ta tocao, Te he pillao y Vídeos de primera. La oferta, en general, no me gusta".

> Ana Diosdado, actriz y escritora: "No me gustan los que fomentan el morbo y la lágrima. Cita con la vida, ¿Quién sabe dónde? Me parecen vergonzantes".

> Salvador Paniker, filósofo: "No me gustan nada ¿Quién sabe dónde?, Cita con la vida, Rappel, Karaoke, Su media naranja, Lo que necesitas es amor".

> Cristina Piaget, modelo: "El peor de todos es Cita con la vida. Me disgusta que se sirva del sufrimiento. Y Karaoke, ¡qué horterada!".

> Clifford Luyck, manager del Real Madrid de baloncesto: "Lo peor son las series que duran media hora y las ponen a las horas de las comidas. Porque mis hijos quieren verlas y no podemos hablar"..

> Beatriz de Orleans, aristócrata: "No me agradan nada los reality shows. Hacen daño a los débiles".

> Álvaro Urquijo, cantante de Los Secretos: "Siento aversión por los que juegan con las intimidades. Son sucios además de horteras. Me cambia el cuerpo cada vez que veo programas como Cita con la vida".

> Nuria Espert, actriz y directora teatral: "El, programa de Rappel es espantoso. Lo que necesitas es amor, Su media naranja y Videos de primera también me parecen de mal gusto".

> Pascua Ortega, decorador: "Los impúdicos son los peores. Esos de amor (Su media naranja, Lo que necesitas es amor) que desnudan sentimientos de forma tan comercial son indignos".

> Pitita Ridruejo, conferenciante mariana: "Aunque a veces sean positivos, porque resuelven casos, no me gustan Cita con la vida o ¿Quién sabe dónde? Comercializar las desgracias es tremendo. Tampoco me gustan los espacios de amor".

> Soledad Puértolas, escritora. "¿Quién sabe dónde? es penoso. La máquina... es indigno. Lo que necesitas es amor, Su media naranja..., muy malos".

> El Gran Wyoming, actor. "El mío, El peor programa de la semana. Eso fue lo que pusieron los directivos de TVE en la carta de despido. Estoy de acuerdo en que sujetos como yo no deben salir en pantalla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 1994