Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAMPEONATO MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Aspar, quinto en el GP de Estados Unidos

Seca Los italianos Luca Cadalora (Yamaha 500) y Doriano Romboni (Honda 250) y el japonés Takeshi Tsujimura fueron los vencedores del Gran Premio de Estados Unidos de Motociclismo disputado ayer en el circuito de Laguna Seca. Las dos cilindradas más pequeñas deberán esperar a las dos últimas pruebas para decidir el campeón. En 125 cc se esperaba que el japonés Kazuto Sakata (Honda) conquistara matemáticamente la corona pero una caída se lo impidió. Sin el máximo favorito, la cilindrada más pequeña vivió una carrera intensa que sólo se decidió al final a favor de Tsujimura. El japonés pasó al italiano Perugini en la última vuelta. Los españoles Jorge Martínez Aspar (Yamaha) y Carlos Giró (Aprilia) fueron quinto y séptimo.En 500 cc, el título ya quedó sentenciado para el australiano Mick Doolian (Honda) en la carrera anterior. Fue el turno, por tanto, de los que necesitan resultados para asegurarse un uen contrato o una moto competitiva el año que viene. Y en esos menesteres Cadalora es un maestro. La carrera fue insípida, pero él realizó una exhibición impecable y dominó de principio a fin.

Segundo acabó otro piloto cuyo futuro está en el aire, el estadounidense John Kocinski (Cagiva). Y Doohan se conformó con el tercer escalón del podio.

Crivillé no corrió

Fue un día malo para los dos españoles que brillan en la categoría reina. Alex Crivillé (Honda) ni se enfundó el mono. No se recuperó de las heridas en la mano tras su caída del sábado. Y Alberto Puig (Honda), agobiado por sus problemas musculares, apenas logró acabar séptimo. Los dos han perdido posiciones en la igualadísima pelea por la segunda y tercera posición del mundial.La emocionante carrera de 250 cc sirvió para aclarar el panorama en el campeonato. De los tres pretendientes, uno quedó casi descartado en la lucha por el título. Con su caída de ayer, el italiano Loris Capirossi (Honda) pierde muchas posibilidades. Su compatriota Max Biaggi (Aprilia), segundo en Laguna Seca, y el japonés Tadayuki Okada (Honda), quinto, mantienen la pugna cerrada cara a los dos últimos grandes premios. Y en medio de los que tienen el campeonato como objetivo, Romboni se aprovechó para obtener su primera victoria del año.

Por parte española, Luis D'Antín y Carlos Checa, ambos con Honda, mantuvieron un duelo apasionante lejos de la cabeza, resuelto al final a favor del primero. Fueron sexto y séptimo, respectivamente. La próxima prueba del mundial se disputará en Buenos Aires el 25 de septiembre.

Por su parte, el piloto estadounidense Kevin Schwantz (Suzuk¡), anterior campeón del mundo de 500cc, no podrá participar en las últimas carreras de la temporada. El sábado, en los entrenamientos finales para el Gran Premio de los Estados Unidos, sufrió una fuerte caída que le produjo lesiones en la muñeca y en la cadera. Estará alejado de los circuitos hasta el inicio del año 1995.

Schwantz ya había perdido su título de la categoría reina en la República Checa a manos del australiano Mick Doohan (Honda), pero todavía aspiraba al subcampeonato. Además, quería vencer en Laguna Seca, en su casa, para desquitarse de su peor temporada en los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 1994