Iberdrola obtuvo 53.000 millones de plusvalías por vender activos

La empresa eléctrica Iberdrola ha obtenido unas plusvalías de 53.000 millones por el intercambio de activos con otras empresas tras el acuerdo de junio pasado, pero sólo va a disponer de una parte de ellas. El presidente de Iberdrola, Iñigo de Oriol Ybarra, al ser preguntado por los consejos del Gobierno sobre el reparto de dividendos, subrayó que el sector eléctrico debe ser regulado pero no intervenido. "Nuestra política de dividendos no puede ser de dientes de sierra, sino que se debe a un proyecto a medio y largo plazo. Nosotros no estamos para reforzar las medidas de la Administración, estamos para administrar un capital", dijo. Iberdrola ha reducido el pay out (beneficio destinado a dividendo) del 90% al 88%.A pesar de que el ejercicio que presentarán a la junta de accionistas el sábado ha estado plagado de "todas las circunstancias negativas posibles". Íñigo de Oriol estaba contento. El acuerdo con ENDESA del 4 de junio ha ayudado a superar una parte de los problemas que arrastraba el sector. Pero en cartera han quedado la moratoria nuclear y las negociaciones con Enagas para la gasificación de España.

La reactivación económica parece que no es un cuento y los datos aportados por Oriol y por el director general, Javier Herrero, apoyan esa aseveración. "La demanda está remontando y la industria está tirando", indicó Herrero. El incremento de la demanda industrial fue en abril del 7,7% y el acumulado anual se ha fijado en un 4,2%. Asimismo, se apunta también una recuperación en la producción hidráulica, un 1, 10% en mayo, frente al 0,7% del pasado año. De hecho, Iberdrola ha anunciado para este año una reducción de la deuda en 200.000 millones de pesetas. Los beneficios después de impuestos ascendieron a 62.245 millones, un 5,9% más que en 1992.

Moratoria nuclear

Estos datos chocan con los dos muros antes expuestos: la moratoria nuclear, que supone casi un tercio del pasivo de Iberdrola, y las negociaciones del gas. Sobre el primero es necesario una respuesta inmediata para que Iberdrola lo saque del balance a una sociedad instrumental que emita títulos. Prevén titulizar en dos años, dependiendo de la evolución de los intereses en el exterior. "Espero que esto se solucione rápidamente", dijo Oriol.Sobre las negociaciones entre UNESA -la asociación de empresas eléctricas- y Enagas fueron críticos. Primero acusaron al Gobierno de no haber consultado al sector eléctrico. "El gas viene antes de tiempo por no existir una planificación concertada con los agentes y eso va a incrementar los costes", aseguró Herrero. Después se preguntaron por la garantía real del suministro de gas. "Queremos estar presentes en la producción de electricidad con gas. Pero si nosotros vamos a tener que hacer unas in versiones y luego nos falla el gas ¿quién es el responsable del gas, quién es el que garantiza ese gas?", inquirió Oriol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de mayo de 1994.

Lo más visto en...

Top 50