Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Logroñés renuncia a fichar porque empezará la Liga con 2.000 socios menos

Marcos Eguizábal, presidente del Logroñés, fue rotundo: "No habrá más fichajes hasta que no se incremente el número de socios". No ha comenzado la Liga y el Logroñés anuncia que tiene problemas. La economía blanquirroja está muy castigada y la aportación de los socios ha sido insuficiente. El técnico del equipo, Carlos Aimar, avisa del peligro. "Si Logroño quiere tener un equipo en Primera, tiene que duplicarse el número de socios".El Logroñés sólo cuenta con 4.000 socios, 2.000 menos que la temporada pasada, y el aficionado de La Rioja no está muy interesado en presenciar los encuentros de la próxima temporada en Las Gaunas, un estadio que ya ha recibido informes de la Liga profesional sobre sus deficientes instalaciones.

El presidente, Marcos Eguizábal, se ha mostrado en varias ocasiones desmoralizado por la situación que atraviesa el equipo y personalmente no parece estar dispuesto a darle un impulso. Sólo 17 jugadores integran la plantilla del equipo. La racionalización aplicada en el Logroñés es seria: ocho bajas y dos altas. "Si llegamos a los 10.000", dijo Eguizábal, "formaré un equipo para jugar la UEFA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de agosto de 1993