GENTE

Un diario británico especula con la posible conversión de la princesa Diana al catolicismo

Diana de Gales está encantada con la próxima boda de su madrastra, Raine Spencer, porque ésta ya no estará vinculada a su familia, según aseguraba ayer el diario sensacionalista The Sun. Raine, de 62 años, hija de la escritora Barbara Cartlandl, contraerá matrimonio con el conde francés Jean François, de Chambrun, de 55 años, el próximo mes de julio en Londres, 13 meses después de la miaerte de Charles Spencer, padre de la princesa de Gales. The Sun dice que con ello Raine piandrá fin al último capítulo amargo de su relación con los Spencer.La princesa Diana y sus hermanos desaprobaron la decisión de su madrastra de vender pertenencias familiares para mantener la residencia de Norfolk, al oeste de Inglaterra. Raine ha invitado a la princesa Diana a su boda, ya que, afirmó, "he quedado en buenos términos con mis hijastros". Por su parte, el conde de Chambrun aseguró a la prensa que cuando conoció a Raine fue "un amor a primera vista".

Diana también es protagonista en algunos periódicos británicos por otro asunto. La visita de la princesa a una iglesia católica en París ha renovado las especulaciones de que está buscando consuelo espiritual a sus problemas personales en el catolicismo, según publica el Sunday Express.

El dominical londinense recuerda que la princesa de Gales, separada del príncipe Carlos, heredero de la corona británica, mantiene una fuerte amistad con prominentes líderes católicos, como el cardenal Basil Hume, primado de la Iglesia Católica en Inglaterra, y con la madre Teresa de Calculta.

En una reciente visita secreta a París, la princesa Diana, miembro de la Iglesia Anglicana, oró en la capilla de Notre Dame la Medaille Miraculeuse, donde reposan los restos de santa Catarina Laboure. Diana viajó a París acompañada de su amiga íntima, también católica, Lucia Flecha de Lima, esposa del embajador brasileño en Londres.

El Sunday Express señala que Diana ha encontrado consuelo espiritual en sus amigos y mentores católicos, especialmente tras la muerte de su padre, el conde Charles Spencer, y, sobre todo, tras el fracaso de su matrimonio con el príncipe Carlos. El dominical revela que Diana ha estado visitando en secreto a un monje benedictino en la Universidad de Oxford, Henry Wansbrought, prefecto del colegio St. Bennet, i Hall, y sugiere que éste le esta instruyendo en la fe y liturgia católicas. La madre de la princesa Diana, Frances Shand Kydd, abandonó la Iglesia Anglicana y ahora es católica practicante.

En el hipotético caso de que la princesa Diana se convirtiera al catolicismo, el experto constitucional lord Saint John de Fawsley considera que este paso no le impediría llegar a ser reina, a pesar de estar separada del heredero de la corona.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS