Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gary Becker gana el Nobel de Economía por sus trabajos sobre la conducta humana

Gary S. Becker, economista norteamericano de 62 años, fue distinguido ayer por la Real Academia de Ciencias de Suecia con el premio Nobel de Economía. Al galardonado se le reconoce "haber extendido al campo del análisis microeconómico nuevos dominios del comportamiento y de las relaciones humanas, incluso más allá de los límites del mercado". Estos aspectos hasta ahora eran objeto de estudio en otras disciplinas como la sociología, la demografía y la criminología.

Los análisis de Becker habían sido recibidos en sus comienzos con escepticismo y desconfianza, pero él siguió adelante y poco a poco tuvieron cada vez mayor receptividad entre los economistas. "Ha sido una sorpresa, estoy entusiasmado", declaró Becker en la Universidad de Chicago, donde es profesor de Economía y Sociología, al enterarse de que había sido galardonado. "El premio", añadió, "supone mucho dinero y no estábamos sentados aquí esperándolo... aún no tengo idea de lo que haremos con él".El Nobel de Economía está dotado este año con 6,5 millones de coronas suecas (123,5 millones de pesetas), que se entregarán en Estocolmo el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel. Con este premio ya son 63 los Nobel recibidos por estudiosos de la Universidad de Chicago, 15 de ellos en el campo de la economía. Esta escuela se caracteriza por la defensa de la economía de mercado abierto y no regulado por los gobiernos.

La familia, la conducta del criminal, el índice demográfico, la discriminación racial y hasta los divorcios son objeto de análisis en la teorías de Becker. Sus trabajos están basados en la idea de que el comportamiento de un individuo particular obedece a los mismos principios fundamentales en una serie de dominios diferentes y, en consecuencia, según él, el mismo modelo de explicación puede ser utilizado para el análisis de los aspectos más diversos del comportamiento humano. Las características de este modelo, que Becker denomina "aproximación económica", son las de que los actores particulares se comportan racionalmente, de una manera apropiada a sus fines. Ese comportamiento es descrito como encaminado a maximizar una función de objetivos bien definidos.

El capital humano

Gary Becker ha aplicado este principio a dominios que los investigadores consideraban hasta ahora como dictados por el hábito o la irracionalidad. A partir de estas premisas, Becker ha seguido cuatro líneas de investigación: el capital humano, el comportamiento de la familia, la discriminación en el mercado de trabajo y de los bienes y la criminalidad. La teoría del capital humano, que es considerada el aporte más significativo de Becker, es anterior a él pero éste ha contribuido a elaborar y formalizar sus fundamentos microeconómicos. Sus predicciones concernientes a la estructura salarial han sido formuladas en lo que él llama "funciones de provecho del capital humano", que indican las relaciones entre las rentas salariales y el capital.Esas investigaciones fueron presentadas por primera vez en el decenio de los años sesenta y posteriormente desarrolladas y profundizadas, teórica y empíricamente, en su obra Capital humano, publicada en 1964.

La teoría del capital humano le ha permitido construir un cuadro de análisis uniforme, generalmente utilizado tanto en el estudio de la ganancia como en las diferencias de salarios. Otros dominios de aplicación son la división en componentes de factores responsables del crecimiento económico, las migraciones, la natalidad, y el rendimiento en el sector de la salud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1992

Más información

  • La Academia reconoce la criticada labor del profesor norteamericano