Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Francia uno de los dirigentes de ETA más buscados por la policía

La Policía del Aire y Fronteras (PAF) francesa detuvo ayer en la localidad costera de Ciboure, a unos 10 kilómetros de la frontera española, al presunto militante de ETA Alberto Aldana Barrena, Melenas, uno de los etarras más buscados en Francia en los últimos meses, según fuentes del Ministerio de Interior.

La policía cree que las responsabilidades de Aldana Barrena en el aparato de la organización terrorista iniciaron un veloz despegue tras la caída de la dirección de ETA en Bidart y de otros dirigentes en los últimos meses. En la operación policial de ayer también fueron arrestados la esposa de Aldana, Dominique Douante,y otros dos ciudadanos franceses, Jean Marie Berasaluce Bergara y Catherine Febre, que fueron arrestados en Ascain.Aldana, de 42 años, casado y padre de dos hijos, es hermano de uno de los militantes históricos de ETA, Miguel Angel Aldana Barrena, deportado en 1985 y que hoy reside en Panamá. Fuentes de la lucha antiterrorista manifestaron ayer a Efe que Aldana era responsable del aparato de información de ETA, encargado de recibir la información de los comandos sobre posibles atentados, coordinar los datos y elegir los objetivos.

En cambio, otras fuentes consideran relevante su papel en el aparato político de la banda que fue dirigido por José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, hasta su detención en Bidart. Fuentes de la policía francesa, sin embargo, le atribuyeron la responsabilidad del aparato logístico y, en concreto, de la compra de armamento y explosivos para la organización, informa Octavi Martí. Los cuatro detenidos permanecieron ayer en dependencias policiales del País Vasco francés.

El arresto lo llevaron a cabo agentes franceses sobre las seis de la mañana en una vivienda de Ciboure, donde Aldana Barrena se encontraba con su esposa, Dominique Douante, de nacionalidad francesa. Tras la irrupción de la policía, el presunto etarra, que no portaba armas ni documentos, fracasó en su intento de huir por una ventana.

La policía francesa intenta demostrar que el detenido formaba parte de la dirección de ETA para acusarle de un delito de pertenencia a banda de malhechores. En 1981, la justicia francesa rechazó la petición española, de extradición Alberto Aldana Barrena, que había sido reclamado por la Audiencia Nacional acusado de presunta colaboración con ETA.

Satisfacción de Corcuera

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, dijo ayer que la detención del etarra Alberto Aldana Barrena -de la que no quiso ofrecer detalles por tratarse de una operación todavía abierta- demuestra que la cooperación de Francia en la lucha antiterrorista funciona a plena satisfacción. No obstante, el titular de Interior añadió que siempre hay márgenes para perfeccionarla.

Los golpes asestados a la cabeza de la organización terrorista no han permitido, sin embargo, la detención de los más destacados componentes de la estructura de ETA, entre quienes se encuentran Felipe San Epifanio, Pipe; Juan Vicente Jauriguzuría, Juanbi; Julián Atxurra Egurrola, Pototo y Féliz Alberto López de la Calle Gauna.

Corcuera, a la pregunta de si ETA acabaría en 1992, respondió: "Nunca he sido partidario de hacer titulares, por lo que no sé por qué se me hace esa pregunta". Respecto a la publicación de noticias sobre un chivatazo a implicados en la operación Green Ice, Corcuera anunció que se tomarán "medidas drásticas" contra las informaciones, no veraces. En ocasiones, dijo, "operaciones policiales brillantes son señaladas con sombras de duda injustificables".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 1992

Más información

  • La caída de la dirección había potenciado el papel de Alberto Aldana