ATLETISMO

Lewis y Johnson corren hoy en Sevilla dos pruebas distintas de 100 metros

La reunión de Sevilla inicia hoy el calendario de competiciones selectas de atletismo. Con un tono casi faraónico, la capital andaluza ha reunido al mejor grupo imaginable de atletas. Una vez más, las estrellas serán el estadounidense Carl Lewis y el canadiense Ben Johnson, que se verán de lejos en la prueba de los 100 metros. Participarán en series distintas, pero sus registros darán una medida comparativa de sus estados de forma.

Johnson suspendió su examen de Granada. Pese a todo, el atleta canadiense mantenía ayer que estaba satisfecho con aquella carrera. "Mi intención es alcanzar un buen estado físico, pero hay que tener en cuenta que he permanecido demasiado tiempo inactivo. Creo que en Sevilla mejoraré el tiempo conseguido en Granada. Espero estar entre 10.20 y 10.30 segundos", dijo Johnson en una conferencia de prensa en la que se mantuvo muy parco en palabras.Carl Lewis no quiso hacer demasiado hincapié en su vieja rivalidad con Johnson. Con respecto al interés que ha provocado su participación en Sevilla y su futuro enfrentamiento en la localidad francesa de Villeneuve D'Ascq, el atleta estadounidense dijo que todos los deportes están montados sobre pugnas entre deportistas. "La cuestión ahora es que Johnson va a correr limpio por vez primera desde hace muchos años y yo lo he llecho durante toda mi vida. Quizá por eso tenga tanto atractivo esta comparación ahora", declaró. Lewis, que se tomó con poco interés la pasada temporada, necesita recuperar con rapidez su mejor forma para afrontar un verano muy duro. Lewis se sentirá muy apretado en las pruebas de selección del equipo estadounidense que acudirá a los próximos Campeonatos del Mundo, en Tokio. Un fallo en la preparación podría relegarle.

Lewis debe mejorar con facilidad la marca de Johnson el pasado sábado en Granada (10,54 segundos). Johnson también deberá hacerlo. Un clima de decepción rodea al canadiense, cuya debilidad ha sido más acusada de lo esperado, tanto que algunos toman aquella carrera como un montaje de Johnson para esconder su momento físico. La de Sevilla permitirá verles antes de su duelo en Francia.

El reparto de las series ha sido más duro con Lewis. Se medirá con Dennis Mitchel, vencedor de Johnson en Granada, y Mark Witherspoon, que consiguió un excelente registro (10,05) en la pasada reunión de Sevilla. Johnson tendrá como adversario principal al jamaicano Raymond Stewart, en baja.

Mientras Johnson y Lewis despiertan un interés más cercano al teatro que al deporte, habrá un nutrido grupo de atletas que se batirán de modo más discreto por las plusmarcas. Es el caso de Michael Johnson, el nuevo fenómeno de la velocidad estadounidense. Johnson debía enfrentarse con su compatriota Leroy Burrell en la prueba de los 200 metros, pero Burrell no ha acudido a Sevilla. Sus explicaciones no han sido muy claras aunque la versión oficial habla de un problema familiar que le obliga a permanecer en su país. Sin Burrell, Johnson sólo tendrá como enemigo al segundero, a pesar de la presencia de Carl Lewis en los 200 metros. Lewis no teme perder frente a Johnson, un atleta en estado de gracia. Para Lewis la carrera de 200 metros sólo es un paso más en su puesta a punto. Para Johnson es la posibilidad de bajar de 20 segundos y quizá acercarse al viejo récord del mundo del italiano Pietro Mennea.

Bubka, por otro récord

Sergei Bubka tiene en Sevilla el bono previsto para un eventual récord del mundo de salto con pértiga. Bubka batió recientemente en Suzuka (Japón) la plusmarca, con 6,07 metros, un listón accesible para el soviético.El resto del programa tendrá grandes atractivos en pruebas como los 400 metros, en la que aparece el estadounidense Danny Everett, que logró el pasado año la mejor marca mundial de la distancia en esta misma pista. La excelente impresión que causó el británico Roger Black en Granada añade un punto de emoción al duelo con Everett. Mientras, que la jamaicana Merlene Ottey será la principal atracción de las pruebas femeninas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS