Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lágrimas de Boabdil

TVE concluye el rodaje de la gran serie 'Réquiem por Granada'

Casi 7.000 figurantes. un extenso reparto de actores, 110 especialistas, 1.200 caballos, 80 camellos y un presupuesto de 1.500 millones de pesetas conforman el perfil de Réquiem por Granada, serie que Televisión Española coproduce con la RAI y Taurus Films de Alemania. Vicente Escrivá ha dirigido la historia del último rey moro de Al Andalus, Boabdil, con un guión realizado por él mismo y Manuel Matjí. Este es uno de los más ambiciosos proyectos de Televisión Española.

Réquiem por Granada arranca con un Boabdil viejo y estropeado, vagante por el desierto, al que encuentran unos guerreros. El anciano y derrotado rey comienza a narrar su historia, que finaliza con la conquista de Granada en 1492. El actor español Manuel Bandera interpreta a Boabdil. Él es uno de los más de 200 actores que intervienen en la serie y entre los que se encuentran los alemanes Horst Buchholz (Muley Hassan) y Marita Marschall (Isabel la Católica), las italianas Delta Boceardo (Fátima) y Giola Scola (Isabel de Solís), y los españoles Pedro Díez del Corral (Fernando el Católico), Esperanza Campuzano) (Moralma) y Juanjo Puigcorbé (Cristóbal Colón).La serie, de ficción histórica, tiene ocho capítulos de 55 minutos de duración cada uno y estará lista para su ernisión a finales de este mes. "En principio está previsto que sustituya en la programación a La huella del crimen, aunque aún puede retrasarse hasta septiembre e incluso, para coincidir con el Quinto Centenario, hasta 1992. Ésa es la fecha en que la emitirá la RAI", comenta Julio Sempere, director de producción. Para Sempere, ésta es una de las series más importantes de los últimos años en el panorama televisivo europeo "no sólo por el alto presupuesto, sino por su inmejorable calidad".

Película en trozos

Televisión Española encargó la realización de la serie a la productora Aspa P. C. en la etapa Miró. "Luego el proyecto se paró por divergencias sobre quién debía encargarse de la dirección. En 1989, con la llegada del nuevo equipo directivo de TVE, se volvió a retomar la serie y se firmó el contrato definitivo en febrero de 1990", declara Sempere.El director de producción define Réquiem por Granada como "una película en ocho trozos", ya que los capítulos no forman una unidad en sí mismos. El Instituto Hispano-Árabe de Cultura ha supervisado los guiones. "Es una serie con rigor histórico, aunque en ella se permiten licencias argumentales y se narran sucesos que si no fueron así, bien pudieron serlo", apunta Sempere. "Una serie que es sólo histórica no tiene suficiente fuerza de poder de atracción para el público. Es necesario vestirla un poco con la ficción".

Julio Sempere está convencido de que la serie será un éxito completo y sevenderá a televisiones extranjeras sin dificultad. "Es francamente rica en vestuario, ambientación de exteriores, decorados... Ha sido muy cara. No la más cara que haya producido TVE, pero está en los prirneros puestos. La forja de un rebelde, por ejemplo, costó más, pero Réquiem por Granada tendrá mayor aceptación entre el público porque su temátiIca es más internacional". Asegura que esta producción demuestra que es posible narrar un periodo histórico sin aburrir al telespectador y que, "salvo genialidades", es necesario contar con un elevado presupuesto y tiempo suficiente para hacer una serie excepcional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de marzo de 1991