Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jan Urban, un goleador que no tira penaltis

"Mucho más que el Pichichi me importa que Osasuna gane y esté arriba. El Pichichi es personal; los puntos son de todos, de la afición y del equipo, o sea también míos. Pero lo importante es el club".Jan Urban lo dice de verdad. Este goleador que vino del frío de Polonia es uno de los seis hijos de una familia minera. Tiene 28 años, está casado y con dos hijos de ocho y tres años. Confiesa haber pasado privaciones -incluso hambre- en su infancia. Llegó a Osasuna hace poco más de un año.

Su trayectoria esta temporada ha sido ascendente. Juega decididamente adelante, ve más puerta que el año de su debú y piensa en el equipo: lleva marcados 11 goles en 18 jornadas (Osasuna tiene un partido pendiente) y no ha hecho uso de la ventaja de tirar penaltis. De hecho no quiso ejecutar el que se señaló el domingo ante el Betis. "No tenía confianza", dijo. "Quiero seguir siendo el mismo que vivía modestamente en Polonia aunque ahora viva mucho mejor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 1991