Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caja Postal adquiere la antigua sede de Cros en Madrid por 5.000 millones

La Caja Postal de Ahorros ha adquirido la antigua sede de la empresa Cros, en la calle de Recoletos de Madrid, por un importe de 5.000 millones de pesetas. El convenio ha consistido en la permuta o cambio por un edificio valorado en el mismo precio que poseía la entidad pública en Marbella, proveniente de la operación de cancelación de deuda con el constructor Jesús Gil y Gil, presidente del Atlético de Madrid.

La Caja Postal tiene previsto instalar en este edificio, situado en Recoletos esquina a Serrano, la sede de su futuro banco de negocios que ya ha sido aprobado por su consejo de administración y cuya tramitación se va a acelerar en la medida de lo posible. Las oficinas de Cros en Madrid fueron adquiridas hace cuatro años por Prima Inmobiliaria, controlada por KIO.La Caja Postal, asimismo, ha formado una sociedad al 50% con la Inmobiliaria Filo -Astrisa- cuyo objeto social es la construcción de una residencia para la tercera edad en Marbella, habilitando un edificio que en otro momento también fue propiedad de Jesús Gil. Por otra parte, la entidad pública se ha asociado con Filo y Lagunaro, la sociedad financiera de las cooperativas de Mondragón, para remodelar la sede histórica de Fuerzas Eléctricas de Cataluña (FECSA), la Casa de las Tres Chimeneas, de Barcelona, que será alquilada a la propia empresa eléctrica.

Nuevo banco

La creación de un banco de negocios, anunciado el pasado mes de mayo por Baltasar Aymerich, consejero delegado de la entidad, es un paso decisivo para la consolidación de la Caja Postal como entidad financiera, tal y como ha señalado Aymerich. El merchant, que se constituirá al amparo de la legislacion sobre nuevos bancos, comenzará con un negocio importante al recoger en su balance las cifras que hoy tiene la Postal en varios departamentos financieros que operan en este área. Su capital será superior a los 1.500 millones de pesetas exigidos. Tanto si la Caja Postal se convierte en sociedad anónima como si se queda como organismo autónomo, el banco de negocios tendrá sentido, según Aymerich.La entidad pública, que cuenta con una cartera industrial valorada en unos 20.000 millones en la actualidad ha tenido que dotar unos 800 millones de pesetas como consecuencia de las minusvalías registradas a 30 de septiembre pasado como consecuencia de la crisis del golfo Pérsico. Estas dotaciones son, a juicio de Aymerich, un problema nimio por la gran cantidad de reservas que posee la Caja Postal. La cartera de valores de la entidad la componen el 2% de Unión Fenosa, casi el 2% de Telefónica de España, el 12% de Inmobiliria Filo, el 8% de Transfesa y el 8% de Uniasa, entre otras participaciones de menor importancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de octubre de 1990

Más información

  • La entidad pública quiere instalar allí su banco de negocios