Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde afirma que las obras de las empresas de suministros dañan la imagen de Alcobendas

La multitud de zanjas que abren y cierran cada 15 días las compañías suministradoras de agua, gas, electricidad y teléfono en Alcobendas han levantado las iras del alcalde, José Caballero, que ha manifestado su oposición tajante "a los monopolios de estas compañías estatales y a sus caprichos, que dan un aspecto a la ciudad de obra sin fin".Caballero aseguró que estas obras son confundidas por los ciudadanos con las del Ayuntamiento y suponen para esta institución "un elevado coste de imagen". El regidor propone crear una normativa que obligue a estas compañías a acometer la infraestructura en galerías subterráneas preparadas por los ayuntamientos.

El coste de esta infraestructura se saldaría, según Caballero, con una tasa o precio público de uso, a estas compañías, para evitar que se resientan las arcas municipales, amortizar las obras y no perjudicar a los vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 1990