Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS DE LA AMISTAD

Los alumnos del húngaro Nagy

Sergi López pasó los primeros 50 metros en séptima posición; fue cuarto en la pared de los 100; en los 150 todavía figuraba en la cuarta posición; sus últimos 50 metros fueron los más rápidos de una prueba en la que sólo faltaba el británico Nick Gillingham. Sergi batió el récord de Europa, mejoró la anterior plusmarca mundial y quedó segundo tras el plusmarquista Barrowman, pero su pujanza fue tan extraordinaria que dio la impresión de estar preparado para derrotar en cualquier momento al americano.Su progresión en los dos últimos años ha estado unida a la de Barrowman. Los dos se han beneficiado del magisterio del húngaro Joszef Nagy, el entrenador que mejor entiende la prueba de 200 metros braza, probablemente la más dura de la natación. Nagy viajó a Estados Unidos hace tres años. Allí comenzó a adiestrar a Barrowman, un nadador muy discreto. que había llegado a los 18 años con una mejor marca personal de 2.19. Tres anos después el americano nada en siete segundos menos.

Sergi López vio que era necesario seguir la estela del técnico húngaro para intentar el salto a la cima. Dejó la poderosa universidad de Indiana y al venerable Doc Councilman, el entrenador que ha gestado los mayores éxitos de la natación norteamericana en los últimos 30 años, y se enroló en la American University, un centro de segundo orden situado en la ciudad de Washington. Allí estaba Nagy.

En este año, Sergi López se ha situado a la altura de Barrowman, con el que acostumbra a entrenarse. Sus progresos son de tal magnitud que sería lógico verle como campeón olímpico en Barcelona 92.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de julio de 1990