Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los detenidos en la redada antidroga dirigía el 'cartel de Bogotá' en España

Antonio Cebollero Campos, uno de los detenidos en la redada del pasado lunes, en la que se intervinieron 500 kilos de cocaína en una caravana aparcada en las proximidades del aeropuerto de Barajas (Madrid), ha residido durante mucho tiempo en Colombia y dirigía las operaciones del cartel de Bogotá en España. Alfredo Cordero González, por su parte, era el ejecutor y el responsable de la infraestructura del citado grupo en la Península, así como de introducir la droga, según fuentes de la investigación.

Otro de los detenidos, el colombiano Alberto Vargas, era, según fuentes policiales, el coordinador del citado grupo para el resto de Europa.En algunos medios se ha comentado que en los últimos tiempos las dos cabezas de la organización estaban enfrentadas en una lucha por el poder.

Alfredo Cordero no fue detenido el lunes como se informó en un primer momento, sino hace veinte días y sus manifestaciones han sido claves para la desarticulación de la red. Alfredo Cordero posee antecedentes en Portugal, donde el mayo pasado, fue sancionado con una multa de 120.000 escudos (unas 82.000 pesetas) por introducir ilegalmente ocho aparatos de radiotransmisión. En esta operación también participaron el colombiano José Guillermo Moreno Hernández y el ahora detenido Francisco Javier Martínez San Millán, quienes también poseen antecedentes en Portugal. Martínez San Millán, según fuentes de Interior, ha manifestado a parientes próximos que se libró de ser detenido en Pontevedra, en la Operación Mago, "por casualidad".

Un grupo en expansión

El cartel de Bogotá es en la actualidad la organización más fuerte en el tráfico de droga a Europa, según algunas fuentes. Pablo Escobar, cabeza del cartel de Medellín, hace más de año y medio que no trabaja en el tráfico de droga y simplemente se dedica a esconderse, por ser el objetivo prioritario de las policías de varios países, especialmente la colombiana, tras la declaración de guerra del Ejecutivo de Colombia contra el narcotráfico, y la estadounidense. También el cartel de Cali se ha visto muy implicado en la guerra con el Gobierno colombiano, mientras que el de Bogotá ha pasado más desapercibido y ello ha contribuido a su crecimiento. Ahora, según fuentes de la lucha antidroga, el cartel de Bogotá, a través de Cebollero que actuaba como enlace, era el principal suministrador de cocaína a Europa. Según estas fuentes, la organización, antes de detener a Cordero y Cebollero, había conseguido introducir en Europa, vía Portugal y Galicia, partidas de droga muy importantes.

Prórroga del secreto

El juez Baltasar Garzón acordó ayer la prórroga durante un mes de¡ secreto sumarial del caso de la mafia del narcotráfico, en el que se encuentran implicadas más de 30 personas. La razón de la ampliación del secreto se debe a las nuevas detenciones y a que la operación aún continúa abierta, y se esperan nuevas detenciones. Seis personas, al menos, contra las que se había dictado orden de arresto no pudieron ser detenidas el pasado lunes, día 9. Alguno de ellos pudo huir al detectar la presencia de la policía.

Respecto a esta redada en la que fueron detenidos 13 narcotraficantes e intervenidos 500 kilos de cocaína en una autocaravana el sigilo es absoluto por parte de la Policía, la Fiscalía Antidroga y la Audiencia Nacional. Varios de los principales implicados prestaron declaración ayer en el Juzgado Central de Instrucción número 5. Concretamente, el ciudadano alemán Georg Deininger, detenido en la caravana que portaba la droga, Antonio Cebollero, el colombiano Alberto Vargas y Daniel Carballo, éste último capturado durante la Operación Mago, el pasado 12 de junio en Galicia.

Los detenidos en la última redada permanecen incomunicados en dependencias policiales de la Jefatura Superior de Policía, en la Puerta del Sol, y en instalaciones del Servicio Central de Estupefacientes, en Canillas, Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de julio de 1990

Más información

  • El juez Garzón prorroga el secreto del sumario del narcotráfico en Galicia