Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lemond dio su primer aviso en la prólogo

Greg Lemond dio su primera estocada en el Tour. Con su nuevo modelo de manillar, estuvo a punto de ganar la etapa prólogo contrarreloj, y en sólo 6,3 kilómetros sacó 15 segundos a Laurent Fignon y 20 a Pedro Delgado. Confirmó que ha vuelto a su forma, aunque haya sido sólo un aperitivo, y recordó una vez más que el Tour es su único objetivo, la carrera donde no deja pasar una sola oportunidad. La jornada, marcada por un fortísimo viento que perjudicó a todos por igual, anunció también las aspiraciones del mexicano Raúl Alcalá, segundo con el mismo tiempo que Lemond y sólo cuatro segundos por detrás del especialista francés Thierry Marie, el vencedor. Los mejores españoles fueron Pello Ruiz Cabestany y Miguel Induráin, ambos a 17 segundos de Marie y a 13 de Lemond.

Delgado dedicó especialmente la etapa y sus prolegómenos a no descuidarse como el año pasado. Mientras Stephen Roche (que le sacaría 6 segundos) firmaba con el tiempo justo para tomar la salida, el español lo hizo 14 minutos antes y siguió calentando. Cinco minutos después se acercó al coche del director de su equipo, se quitó el casco y las gafas, y una camiseta que llevaba debajo del maillot. Con un semblante serio y concentrado se secó el sudor con una toalla, limpió las gafas, se volvió colocar el maillot, el casco y las gafas y volvió a dar una vuelta por fuera del recinto de la salida. Pero a las 16.25 horas, cinco minutos antes de su hora de comienzo, se introdujo entre las vallas e incluso se acercó a la rampa apenas unos segundos después. Esta vez no quería tentar ni a la suerte de que fotógrafos y periodistas le entorpecieran el paso de unos metros. Después de lo del año pasado, unas pocas personas le podían parecer la multitud que le acabó de equivocar en 1989.El ganador del Tour de 1988, en cualquier caso, no comienza como el año pasado, cuando en los 7,8 kilómetros de la prólogo contra reloj de Luxemburgo tuvo que ceder 2.40 minutos por llegar tarde, y pagó su esfuerzo para no perder más tiempo con casi cinco minutos más al descolgarse en la contra reloj por equipos del día siguiente. Ayer, en su caso, todo entró dentro de la normalidad.

Temporada aciaga

Lo anormal, aunque tratándose de Lemond y el Tour ya poco puede sorprender, fue la actuación del norteamericano. "¿Lo esperaba?", se le preguntó nada más llegar. "Sí", contestó, "pero tenía que salir". Y todo entre sonrisas, como ya se había mostrado en la víspera. Tras una temporada aciaga, con mala preparación por sus compromisos publicitarios y una enfermedad virica, parece haber vuelto a la elite como si nada hubiera pasado. Lemond y Tour parecen ya Io mismo. Su primer reto contra el cronómetro, y en tan corta distancia ha sido sobradament cumplido. El año pasado se le calculó una ganancia de dos segundos por kilómetro gracias al primer manillar Scott que utilizó. Ahora parece seguir en la misma línea de progresión. En la última contrarreloj de París, sobre 25 kilómetros, sacó entonces 58 segundos a Fignon. Ayer, sobre la cuarta parte, 15. Aunque no sea exactamente extrapolable, un ritmo como el de ayer le permitiria a Lemond superar al francés en esa distancia por un minutos.

Será interesante comprobar esa supuesta mejora en el Tour actual y ver cómo se comporta el norteamericano en la montaña, porque si resiste tanto a Delgado como a Fignon será imbatible.

Bugno cedió un segundo más que Delgado, pero la sorpresa la protagonizó el mexicano Alcalá. Su forma es espléndida y aprovechó la única cuesta fuerte del corto recorrido, con el viento de cara, para demostrar su mejora contra el cronómetro. En montaña ya no tiene que demostrar nada. Precisamente del viento, que le obligó a cambiar demasiadas veces, se quejó Pello Ruiz Cabestany, el mejor español. "Hubiera hecho mejor tiempo", comentó. Y añadió sobre la contra reloj por equipos de hoy: "Estamos muy mentalizados. Pero es un recorrido muy llano y si sopla otra vez el viento habrá que tener mucho cuidado. Esperemos que no se quede nadie cortado". El equipo ONCE, de todas formas, como ya ha demostrado esta temporada, es el que más posibilidades tiene de brillar en los 44,5 kilómetros. Banesto y Pedro Delgado tratarán de ceder el menor tiempo posible, siempre menos que en 1989. Por la mañana se correrá, también alrededor de Futuroscope, la primera etapa en línea, completamente llana, sobre 138,5 kilómetros.

Clasificación: 1. Marie (Castorama) 7 minutos 49 segundos. 2. Lemond (Z) a 4 seg. 3. Alcalá (PDM) m.t. 4. Moreau (Histor a 10 seg. S. Vanderaerden (Buckler) a 12 seg. 6. Ekimov (Panasonic) a 13 seg. 7. Ruiz Cabestany (ONCE) a 17 seg. 8. Indurain (Banesto) m.t. 9. Nijdam (Buckler) a 18 seg. 10. Roche (Histor) M.t. 11. Kelly (PDM) m.t. 12. Wegmuller (Weimann) a 19 seg. 13. Lance (Toshiba) m.t. 14. Criquielion (Loto) m.t. 15. Fignon (Castorama) a 19 seg. 18. Mauri (ONCE) a 20 seg. 22. Breukink (PDM) a 23 seg. 23. Hodge (ONCE) m.t. 25. Anderson (TVM) m.t. 26. Delgado (Banesto) a 24 seg. 27. Argentin (Ariostea) m.t. 29. Bugno (Chateau d'Ax) a 25 seg. 31. Martínez (ONCE) m.t. 32. Rooks (Panasonic) m.t. 37. Mottet (RMO) a 27 seg. 40. Bernard (Toshiba) m.t. 46. Ampler (PDM), a 29 seg. 48. Lejarreta (ONCE) a 30 seg. 58. Chozas (ONCE) a 31 seg. 70. Gorospe (Banesto) a 34 seg. 74. Díaz Zabala (ONCE), a 34 seg. 87. Parra (Kelme) a 37 seg. 93. Raab (PDM), a 38 seg. 94. Hampsten (Seven Eleven) a 38 seg. 98. Ludwig (Panasonic), a 39 seg. 124. Giovannetti (Seur) a 44seg. 140. Fuerte (ONCE) a 44seg. 154. Pino (Seur) a 53 seg. 198 y último. Ugrumov (Alfa Lum), a 1.31 minutos.

El nuevo manillar Scott

El jurado del Tour sí permitió ayer una nueva variante del manillar de triatión que empezó el año pasado a utilizar Greg Lemond. El corredor norteamericano, a la vista del buen resultado que le dio para las pruebas contrarreloj, ha seguido colaborando con su compatriota Scott, el diseñador de todos los modelos. El jurado, al tratarse de un adelanto que no rompe la línea anterior, lo ha aceptado. Lleva los frenos en sus curvas laterales y, sobre todo, el cambio está situado en un apoyo único central al que se sujetan las dos manos. La acción de cambiar de desarrollos se hace en una palanca que lleva incorporada en la parte superior por medio de los dedos pulgares que quedan sueltos.

Premios.

Los premios en el Tour 90 sumarán 10.073.450 francos, es decir, unos 200 millo nes de pesetas. El ganador ob tendrá unos 40, precisamente e aumento total de premios res pecto a la pasada edición. Estas cantidades son sobradamente compensadas sólo con los ingresos procedentes de las ciudades que acojen la salida y la llegada de las etapas. Si Futuroscope bate el récord con sus 100 millones de pesetas por cuatro días, el precio por una ciudad llegada y salida es de 550.000 francos, unos 11 millones de pesetas. Si es sólo salida o llegada, unos 300.000, seis millones de pesetas.

Control 'antidoping'.

Dos esfuerzos fundamentales va a hacer la organización en el control antidoping este año. Uno va a ser la rapidez, pues hasta Besançon, el 8 de julio, un coche especial llevará los análisis de cada día a París, donde se procesarán esa misma noche. A partir de Besançon se trasladarán en avión. El segundo esfuerzo, al parecer, y para evitar casos como el de Pedro Delgado, será la confidencialidad. La notificación de los resultados se hará por télex o telefax directamente desde París al médico del Tour.

Ausencias.

La organización de la carrera recordó entre los ausentes al equipo español BH, primer suplente hasta última hora de los 22 participantes, y lamentó que finalmente no pudiese tomar la salida estando preparado y dispuesto para hacerlo de haberse producido alguna baja. También se señaló la ausencia del Café de Colombia (que va a desaparecer precisamente por el golpe definitivo que supone su baja en el Tour) y, sobre todo, a su jefe de filas, Lucho Herrera, al que calificó Jean Marie Leblanc, el director de carrera, como "figura histórica".

La autoridad, en rojo.

El rojo será el color de la autoridad en la prueba. Así vestirán los máximos responsables, como Bernard Hinault, el quíntuple ganador, de nuevo consejero técnico en la presente edición. Y en cuanto a autoridad se ha dado consignas estrictas a los comisarios técnicos para que vigilen las irregularidades en las cuatro grandes etapas de montaña, las dos de los Alpes y las dos de los Pirineos. Incluso uno subirá en un helicóptero, hecho que no es nuevo en el Tour.

Menos 'maillots'.

En la actual edición han desaparecido los maillots catch y multicolor que se otorgaban otros años, para potenciar especialmente el maillot verde de la regularidad. Exisirán cuatro tipos de puntuacioes según las etapas: llanas, media montaña, montañosas y contra reloj. Hasta Ginebra habrá igualmente bonificaciones para los primeros clasificados y no sólo en los finales de etapa, sino también en sprints intermedios. En estos se concederán 6, 4 y 2 puntos y segundos, y en las llegadas, 20, 15 y 8. Aparte del citado maillot verde, del amarillo de líder y del blanco con lunares rojos de la montaña, habrá una clasificación para los 21 corredores menores de 24 años. El equipo español ONCE ha debido cambiar el color de su maillot, del amarillo al verde, para evitar confusión con el del líder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990

Más información