Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ITALIA 90

El ministro de Deportes británico no se muestra inquieto por los 'hooligans'

Colin Moynihan, ministro de Deportes británico, se felicitó ayer por el comportamiento que están teniendo en Italia los aficionados británicos y ofreció el primer veredicto parcial sobre el hooliganismo inglés: "El balance momentáneo arroja una cifra de 44 detenidos durante tres semanas y entre una población que ha oscilado entre 4.000 y 6.000 aficionados ingleses, casi todos entre 18 y 30 años, que han estado en Cerdeña día y noche. Durante los partidos, nadie ha sido expulsado del estadio y no se ha producido incidente aIguno". Moynihan se encuentra desde ayer en Bolonia, donde Inglaterra se enfrentará, el próximo martes, a Bélgica. El ministro británico crei que, si los aficionados se portan bien, sus clubes podrían volver a las Eurocopas.

A partir de la victoria inglesa sobre Egipto, los habitantes de Bolonia han pasado de un extremo a otro sin encontrar el término medio que ansiaban. Antes se quejaban de que la visita de Yugoslavia, Colombia y los Emiratos Árabes dejaba la ciudad demasiado tranquila. Ahora se quejan de que habitan en una ciudad en alerta amarilla, cercada por la policías, y seca durante las 49 horas que durará la prohibición sobre la venta de bebidas alcohólicas, más severa que la impuesta en Cagliari y vigente desde las siete de la mañana del lunes hasta las ocho de la mañana del miércoles.El viernes, pocas horas después de la victoria inglesa, algunos ciudadanos ya llamaban al Comité Organizador para expresar su preocupación y muchos negociantes compraban tableros para proteger sus escaparates. Se celebró durante tres horas una cumbre del Comité Provincial de Orden y Seguridad Pública, presidida por el gobernador civil, Giacomo Rossano.

Mientras tanto, el jefe de policía, Luciano Cannarozzo, recibía la visita de los especialistas británicos que han colaborado con los italianos durante 14 meses para poner los cimientos de las importantes movilizaciones en las ciudades donde juega la selección inglesa. Al mismo tiempo, los negociantes aceptan con resignación las noticias de que la selección belga no se moverá de Verona hasta pocas horas antes del encuentro, y que la mayoría de los aficionados ingleses montarán su campaña desde las poblaciones costeras. "Bolonia se merecía algo más", sentencia el dueño de un conocido restaurante de la ciudad.

La visita del ministro británico ayer al estadio Dall'Ara y su encuentro con los medios de comunicación en el centro de prensa sirvieron para buscar perspectivas al fenómeno de los aficionados británicos. Moynihan, en este sentido, considero muy, discreta la cifra de 44 detenidos.

El ministro británico se enfadó con un periodista yugoslavo que preguntó por qué el Gobierno de Thatcher no hacía nada para curar el virus inglés. Tras mencionar que el Gobierno había tomado 120 medidas contra la violencia relacionada con el fútbol, subrayó que hoy día el hooliganismo no es una exclusiva de los ingleses. "Nadie duda de que los incidentes de mayor impacto de este Mundial han sido hasta ahora los de Milán, protagonizados por los hinchas alemanes".

Copas de Europa

Colin Moynihan, ministro de Deportes del Gobierno británico, añadió: "Si los aficionados ingleses que se encuentra en Italia no protagonizan incidentes graves durante las dos semanas que restan de competición", señaló al final de la conferencia de prensa el ministro inglés, "es muy probable que nuestro Gobierno solicite a UEFA la readmisión de nuestros clubes en las competiciones europeas, de las que estamos apartados desde los tristes incidentes del estadio Heysel de Bruselas, en 1985". Aquella triste noche, en la final de la Copa de Europa (Liverpool, 0; Juventus, 1), fallecieron 39 seguidores, casi todos ellos italianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 1990

Más información

  • Moynihan confía en la vuelta a Europa