Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid contrata a Villarroya por cuatro temporadas

El jugador internacional del Zaragoza, Francisco Javier Villarroya, de 23 años, se comprometió ayer por las cuatro próximas temporadas con el Real Madrid después de que los presidentes de los dos clubes, José Ángel Zalba y Ramón Mendoza, respectivamente, llegaran a un acuerdo sobre el traspaso. El jugador, al que aún le quedaba un año más de compromiso con el Zaragoza, firmará su nuevo contrato en las próximas fechas.Villarroya, acompañado de su representante, Alberto Toldrá, se presentó ayer en Madrid por indicación del club madridista y del Zaragoza para acordar definitivamente su traspaso. Se ha valorado en 200 millones, con lo que el porcentaje que le corresponde al jugador es de 30 millones, cantidad que abonará el Madrid. En el importe valorado del, traspaso se incluye la deuda de 60 millones de pesetas que el Zaragoza mantiene con el Madrid por el traspaso de Pardeza, así como los jugadores que el club madridista cederá al equipo aragonés: Maqueda, Rosagro, Aragón o Vilchez, que están actuando este año en el Logroñés. Este es el único punto que resta por concretar entre los dos clubes y que ha impedido hasta ahora la firma del traspaso de Villarroya.

El jugador no quiso facilitar las cantidades anuales de la ficha de su contrato, aunque se barajan 25, 30, 35 y 40 millones, respectivamente, por cada una de las cuatro temporadas. Villarroya cobrará esta temporada unos 10 millones de pesetas, de los que siete son de ficha y, el resto, premios por llegar a la internacionalidad. "El Madrid ha tenido el detalle de incluir en el contrato ninguna indemnización por su rescisión por el jugador, con lo que al finalizar el mismo quedará libre", señaló Toldrá. Villarroya, por su parte, replicó: "Mis deseos son renovar el contrato y permanecer en el Madrid ocho o diez temporadas".

"Lo que he conseguido hasta ahora es importante", comentó el nuevo jugador madridista. "Pero no me voy a conformar con ello. Aspiro a más: ser convocado por el seleccionador nacional, Luis Suárez, para el Mundial 90 y ganarlo, ser campeón de Liga y de Europa con el Madrid". Villarroya comentó que sólo le faltó casarse este año -lo hizo en diciembre del pasado- para que fuese completo del todo: espera un hijo, se ha convertido en jugador del Madrid y tiene muchas posibilidades de disputar el Mundial 90.

Villarroya recordó que fue hace dos años y medio cuando firmó su primer contrato profesional al pasar del Aragón, filial del Zaragoza, al primer equipo. El nuevo jugador madridista se mostró agradecido al técnico del Zaragoza, el yugoslavo Radomic Antic: "Me ha dado confianza y seguridad. Me obligó a entrenar fuera de horario para limar las asperezas y las deficiencias de mi juego".

El internacional zaragocista no deseó compararse con Gordillo, del que se asegura será su sustituto. "Cada jugador tiene su personalidad. Yo soy un jugador de brega y fuerte y en el fútbol hay obreros, arquitectos e ingenieros", señaló Villarroya, quien insistió en que desde juvenil casi siempre ha jugado de interior izquierda aunque también lo hizo en la demarcación contraria e, incluso, de defensa izquierdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de abril de 1990

Más información

  • El traspaso del internacional zaragocista le costará 200 millones al club blanco