Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los datos de crecimento animaron Wall Street

La publicación del crecimiento del producto nacional bruto (PNB) norteamericano relativo al cuarto trimestre y los pedidos de bienes de equipo del mes de diciembre fueron bien recibidos ayer por los mercados financieros, ya que indican una economía en franca deceleración y una tasa de inflación que finalmente comienza a abatir.El PNB, en concreto, creció un 0,5%, con lo que la tasa de crecimiento para todo 1989 queda en 2,9%, en comparación con 4,4% en 1988, y 3,7% en 1987. El menor crecimíento registrado durante el último trimestre de 1989 ha sido debido principalmente a un menor gasto del consumidor. Por otra parte, el crecimiento en reajidad es menor de lo publicado, pues se ha registrado un notable aumento en el nivel de stocks. El deflactor implícito de precios, asimismo, dio muestras de moderación, situándose en un 3,8%, es decir, por debajo del 4% anticipado.

Por su parte, los pedidos de bienes de equipo aumentaron un 2,7%, lo cual, en un principio, alarmó a los inversores. Sin embargo, se pudo comprobar que dicha fortaleza sólo es debida a un aumento en los pedidos en el muy volátil sector transportes. Excluyendo este sector, los pedidos de bienes de equipo hubieran registrado un crecimiento nulo. Por todo ello, los analistas estiman que la Reserva Federal debería adoptar una política crditicia menos restrictiva.

En este contexto, la Bolsa de Nueva York, se reanimó respecto a la tendencia anterior y cerró sólo con una leve pérdida de 1,81 puntos del índice Doww Jones, que se situó en 2.559,23. Por su parte, la cotización de los bonos del Tesoro continuó bajando.

Por su parte, la cotización del dólar se mantuvo estable frente al marco (1,6850), cediendo, sin embargo, frente al yen (142,80).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 1990