IU replantea su estructura para acoger a las personas que no quieren militar en partidos

Izquierda Unida (IU) va a emprender de inmediato la tarea de formar una infraestructura mínima para que se incorporen a ese movimiento político las personas que no quieren militar en los partidos políticos presentes en IU, sino que quieren conservar su carácter de independientes. Éste es uno de los asuntos que trató ayer la presidencia de Izquierda Unida además de la elección de sus cargos en el Parlamento. El secretario general del PCE, Julio Anguita, dijo a este periódico que el Gobierno en funciones pretende "marginar y aislar" a IU, como prueba su exclusión de las conversaciones con otras fuerzas sobre la situación de los países del Este.

Dirigentes de IU reconocen que "el apoyo" que ha recibido este movimiento político les ha sorprendido y, sobre todo, Ia demanda de "miles de personas", según el dirigente del PCE, Nicolás Sartorius, que quieren participar "con más o menos intensidad" les ha cogido sin tener una infraestructura mínima o unos cauces que regulen esta participación. La dirección de IU, reunida ayer en Madrid, tenía previsto "reflexionar" sobre estos asuntos además de llenar de contenido político lo que debe ser Izquierda Unida en el futuro.El PCE ayudará a la creación de la estructura organizativa de IU aunque algunos de sus dirigentes precisaron que "la infraestructura del PCE es del PCE" por lo que este movimiento político tendrá locales y personal propio. La colaboracíón del PCE, sobre todo, y en la medida que pueda el Pasoc será decisiva siguiendo la teoría de Anguita de "pérdida de soberanía de cada partido en favor de Izquierda Unida".

Durante la reciente campaiña electoral la teoría de que el Pasoc iba a dar respuesta a todas las personas que no quisieran estar en el PCE ha quedado superada ya que, según reconocen los dirigentes consultados, la inmensa mayoría de quienes apoyan a IU no quieren integrarse en los partidos que ahora la forman, principalmente el PCE, el Pasoc e Izquierda Republicana, sino que el aliciente que encuentran está precisamente en pertenecer a un movimiento de izquierda que no tiene que ver con la militancia clásica en partidos. De momento no está resuelta ninguna de las interrogantes que pueden presentarse para quien desee acercarse a esa nueva fuerza política.

En la sesión de la mañana se aprobó nombrar a Julio Anguita presidente del Grupo Parlamentario de IU, a Nicolás Sartorius, portavoz y a Pablo Castellano, secretario general. Iniciativa per Catalunya nombrará al secretario general adjunto, que será casi con seguridad Ramón Espasa. Asimismo, José Luis Núñez ocupará un puesto en la Mesa del Congreso. Sartorius se entrevistará hoy con el presidente del grupo socialista, Eduardo Martín Toval, para tratar sobre la composición de la Mesa.

No parece que pueda haber acuerdos en esa reunión a la vista de cómo empiezan a ser las relaciones entre el PSOE e IU, que pueden calificarse de cualquier cosa menos de cordiales. El presidente del Gobierno en funciones, Felipe González, se ha entrevistado con los máximos dirigentes del PP y del CDS, José María Aznar y Adolfo Suárez, respectivamente, para informarles sobre la posición de España en relación con la situación de los países del Este de Europa y ha excluido de las conversaciones a Anguita. En declaraciones a este periódico, Anguita señaló que González "aún no se ha enterado del resultado de las últimas elecciones amén de demostrar su falta de educación".

Anguita aseguró que no tenía "ningún trauma" por no haber sido llamado y que no ha pensado en el asunto "ni cinco minutos". La interpretación política, al margen de la personal, que hace Anguita es la de que los socialistas pretenden "aislar y marginar a la tercera fuerza política del país y la única que representa a la izquierda". "Si nos siguen marginando seguiremos subiendo", fue la predicción de Anguita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50