Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Central refuerza su participación accionarial en las principales compañías del sector eléctrico

El Banco Central ha reforzado sus posiciones en las empresas eléctricas Iberduero, Sevillana, Unión Fenosa e Hidrola con el fin de mantener las mismas diferencias accionariales con el resto de las entidades financieras presentes en esas compañías. La actitud del Central responde a una firme decisión de no quedarse descolgado en el proceso inversor que vive el sector y en el que se ha significado especialmente el Banco Bilbao Vizcaya (BBV).

En todos los casos, las compras del banco que preside Alfonso Escámez no han sido demasiado importantes, de forma que ahora controla el 2,5% de Iberduero; cerca del 2,5% de Unión Fenosa; el 2% de Sevillana; algo más del 1% de Hidrola y el 3% de Fecsa, la única empresa en la que no ha invertido.Además tiene un paquete del 30% en Saltos de Nansa, una pequeña compañía cuya gestión comparte con el Santander y que no figura dentro de la nómina de Unesa, sociedad formada por la práctica totalidad de las compañías eléctricas.

Las compras del Central se han hecho a lo largo de las últimas semanas y acabarán en el momento en que alcance la proporción mencionada. Las operaciones se han hecho en bolsa a excepción de las de los títulos de Iberduero, que son de su autocartera.

El Central adquirió 2,5 millones de acciones del total de 10 millones de la autocartera de la compañía vasca. El resto fue para el BBV. El reparto responde a un acuerdo tradicional con los bancos vascos -ahora integrados en el BBV- de mantener una proporción accionarial del 37,5%, 37,5% y el 25%, respectivamente, ahora del 75% y del 25%.

El Central había contemplado en silencio las compras realizadas durante los meses previos al verano por la empresa pública Endesa y las que realizó posteriormente el BBV. Estas compras se dirigieron básicamente a la compañía Sevillana de Electricidad, en la que el Central tiene sentados dos consejeros y, en la que el banco vasco ha elevado su participación hasta cerca del 12%, mientras que Endesa se mantiene en el 4,8%.

Otro banco, Banesto, ha asegurado que no ha entrado a la batalla de adquisiciones, según sus portavoces oficiales. Otras fuentes han manifestado, por el contrario, que el bancpo que preside, Mario Conde ha tomado participaciones en las eléctricas en las que ya está presente, Hidrola, Sevillana y Unión Fenosa. Fecsa también es la excepción.

La ofensiva del Central vuelve a levantar de nuevo la veda de compras en las eléctricas después de una corta pausa. Coincide, por otra parte, con un informe de la firma británica Carnegie International sobre el sector eléctrico español. Este estudio recomienda a los inversores de las eléctricas españolas vender. Únicamente, Sevillana se salva de esa negativa recomendación, aunque el valor también aparece como débil.

Las razones básicas esgrimidas por Carnegie, cuya presencia en España ha sido muy activa en los últimos meses, son el bajo cash-flow efectivo con que cuentan las empresas, la cercanía de fuertes inversiones y la fuerte competitividad que van a tener de las compañías comunitarias. Este análisis tira por tierra los realizados por otros brokers en los que recomendaban las compras y el alza experimentado por el sector el pasado octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989

Más información

  • La entidad que preside Escámez adquiere títulos de Iberduero, Hidrola, Sevillana y Unión Fenosa