Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA obliga al Barça a pagar 220 millones a la Juventus por el traspaso de Laudrup

El Barcelona fue condenado ayer por la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) a pagar tres millones de francos suizos (unos 220 millones de pesetas) a la Juventus italiana en concepto de indemnización por el traspaso del jugador danés Michael Laudrup. La decisión es considerada "definitiva y sin apelación". Ambos clubes entablaron un contencioso por Laudrup, aunque el Barcelona parecía dispuesto a pagar al club turinés unos 2,5 millones de francos suizos, mientras que la Juventus solicitaba tres millones. La falta de acuerdo entre ambos obligó a la intervención de la UEFA, que ayer se pronunció a favor de la entidad italiana. El Barcelona deberá abonar además los intereses que hubieran generado esos tres millones de francos desde agosto.

La Comité de la UEFA encargado de estudiar los traspasos de jugadores entre clubes de países miembros de la CEE, reunido ayer en Ginebra, estipuló en su resolución que el Barcelona deberá abonar los 220 millones de pesetas en liras italianas a la cotización registrada el 8 de agosto de 1989, fecha del certificado internacional de traspaso. El club azulgrana, además, se verá obligado a pagar los intereses bancarios correspondientes a los 3 millones de francos suizos que hubiera obtenido la Juventus desde la misma fecha. Los gastos del proceso, calculados en unos 8.000 francos suizos, unas 640.000 pesetas, correrán también a cuenta de la entidad barcelonista, que deberá hacerlos efectivos en 30 días.La decisión, "definitiva y sin apelación", según destacó el Comité del máximo organismo europeo de fútbol, se basó en el estudio de los informes presentados por ambas partes. Según esta documentación, Laudrup obtuvo en la temporada anterior a su traspaso unos ingresos anuales brutos de 1,47 millones de francos suizos, casi 13 millones de pesetas.

"Al ser un jugador de 25 años, el coeficiente multiplicador debe ser ocho veces el salario anual, cifra total que excede con mucho el máximo autorizado por el artículo 3 del acuerdo entras las asociaciones nacionales de los Estados miembros de la CEE, que lo fija en 3 millones de francos suizos (unos 220 millones de pesetas)", afirmó la UEFA.

En el comunicado final, el Comité destacó que "no veía razón alguna para apartarse de dicho artículo, pues el Barcelona se había ofrecido a pagar 2,5 millones de francos suizos -unos 180 millones de pesetas-, afirmando que ignoraba las condiciones del compromiso de Laudrup con la Juventus, pero sin explicar la razón de su ignoraricia".

Reacción

"Desconocía la decisión de la UEFA", afirmó a este periódico el vicepresidente Nicolau Casaus, "pero supongo que será un tema a tratar por quienes cerraron el traspaso y, si se cree conveniente, por los servicios jurídicos del club". Ladrup fichó por el Barcelona tras unas largas negociaciones con el directivo Francesc Ventura, pero el acuerdo entre club y jugador se cerró sin la correspondiente aprobación de la Juventus -Laudrup disponía de la carta de libertad tras haber finalizado su contrato con la entidad de Turín-. El club italiano, que no podía percibir ninguna cantidad en concepto de traspaso, solicitó desde el primer momento a la UEFA el pago de 3 millones de francos suizos en concepto de canon de formación y promoción.Los dos clubes han mantenido posturas enfrentadas desde que el Barcelona intentó contratar la pasada temporada a Laudrup. El club azulgrana, a través de su gerente Antón Parera, intentó llegar a un acuerdo el pasado mes de junio con el presidente de la Juventus, Giampero Boniperti, pero la reunión finalizó con posturas encontradas. En este situación, ambos decidieron que fuera la UEFA la que dictaminara.

Todo club europeo que pertenezca a la CEE e incorpore a un futbolista perteneciente a otro club, igualmente de la CEE, debe abonar una cantidad de dinero en concepto de formación y promoción, en virtud de los acuerdos establecidos por la UEFA el 10 de mayo de 1987 en Berna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 1989

Más información

  • La decisión del organismo deportivo europeo no admite apelación