Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tecnico Toshack no fue consultado durante las negociaciones para el traspaso de Gallego

El entrenador del Real Madrid, John Toshack, no fue consultado durante las negociaciones que condujeron al traspaso de Ricardo Gallego al Udinense, equipo de la Primera División italiana. El técnico se enteró a última hora del viernes, momentos antes del partido que enfrentaba a su equipo con el Steaua de Bucarest, del fichaje. La noticia obligó a recomponer la alineación inicial del Real Madrid, en la que figuraba Gallego como centrocampista titular. Toshack reconoció ayer que hubiera deseado contar con Gallego para esta temporada, "pero me parece injusto vetar un acuerdo que era satisfáctorio para el club y el jugador". Gallego, dé 30 años, firmará por tres temporadas y cobrará. unos 60 millones de pesetas anuales. Gallego afirmó en La Coruña que era muy difícil desestimar una oferta que mejora de forma sustancial las condiciones económicas de su contrato y le permite jugar hasta los 34 años. "Una oportunidad corno ésta apenas se presenta a un jugador de 30 años. Por de pronto, te reclaman como cabecera del equipo y prácticamente te hacen la escuadra a la medida. A mí me parece una opción excelente". El futbolista aseguró que el Real Madrid le había ofrecido todas las facilidades para consumar el fichaje, "quizá como agradecimiento a mi larga trayectoria en el club". Gallego negó cualquier dificultad en las relaciones que mantiene con Mendoza o Toshack. "Tal y como han discurrido las cosas, puede que se multipliquen las interpretacione sobre este asunto, pero puedo asegurar que tanto Mendoza como Toshack querían que continuara en el club".

El traspaso se cerró el pasado viernes, un día después de que los enviados del Udinese contactaran con Gallego. El interés del club italiano por el fútbol español se remitía al pasado mes de marzo. Por aquellas fechas, Gallego entabló unas negociaciones de tanteo con el Udinense. La aproximación no ofreció resultados concretos. Gallego declaró ayer que había dado por concluida aquella negociación preliminar y prácticamente se había olvidado de ella. La nueva oferta se produjo 24 horas antes de que la federación italiana cerrara el plazo de tramitación de fichajes para esta temporada, que culminaba el 12 de agosto. La salida del club madrileño le parece satisfactoria en todo punto. "Es una despedida que me gusta. Prefiero irme con la cabeza alta y con la sensación de estar en la plenitud de mi juego. No me gustaría pasar mal el último año de contrato en el Madrid, con todas las incertidumbres sobre el futuro. Es mejor irse ahora a que me echen después".

El futbolista, que había renovado su contrato con el Madrid hasta 1992, jugará en el Udinese durante las tres próximas temporadas. El Madrid no le tributará ningún homenaje, según confirmó el presidente Mendoza. El jugador declaró que sólo hubiera dejado el Real Madrid por jugar en un equipo del calcio italiano, el mejor campeonato del mundo, en su opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de agosto de 1989

Más información

  • Las conversaciones se resolvieron en apenas un par de jornadas