Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Astaphan, médico de Johnson, acusa a Samaranch y Pound de pensar en ocultar el positivo

George Mario (Jamie) Astaphan, el médico que trató con esteroides anabolizantes a Ben Johnson, declaró en la encuesta canadiense sobre el uso de drogas en el deporte que Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, y Richard Pound, vicepresidente segundo, se plantearon la posibilidad de encubrir el control positivo del atleta en los Juegos de Seúl. Pound desmintió esta afirmación.

"No podíamos hacer excepciones porque fuera una gran estrella", señaló Pound. Astaphan dijo que se decidió abandonar la idea de la ocultación después de que alguien del laboratorio de control filtrara la noticia.Astaphan describió la escena en la que habló con el entrenador de Johnson, Charlie Francis, después de que éste hablase con Samaranch y Pound antes de que se hiciese pública la noticia. "Él (Francis) vino y me miró con un semblante realmente afectado", declaró Astaphan. "Y dijo: 'perdemos'. Yo le contesté: ¿No hay alguna otra cosa? 'Sí, ellos lo intentan', señaló Francis. Yo le repliqué: ¿Qué significa eso? Ellos no lo habrían intentado porque es bastante duro... pero... Y Francis me dijo: "Sí, Mr. Pound lo ha intentado y ha hablado con Mr. Samaranch, que le contestó que habría intervenido en el resultado del análisis si no se hubiera filtrado prematuramente desde el laboratorio".

Samaranch estuvo ilocalizable ayer. Viajó a primera hora a Sofía y después lo hará a Praga, en dos visitas a los respectivos comités olímpicos nacionales de Bulgaria y Checoslovaquia.

Richard Pound, desde su despacho de Montreal, desmintió la acusación de que el COI estaba preparado para ocultar el positivo: "En ningún momento se consideró esa opción. A Johnson se le trató como si hubiera sido cualquier otro atleta. No podemos hacer excepciones aunque sea una gran estrella", señaló.

Táctica

El doctor Astaphan, en otro momento de su último testimonio, dijo que Johnson y su círculo más íntimo, decidieron en Seúl que lo mejor para él sería negar que hubiese ingerido alguna vez esteroides anabolizantes hasta que todo el escándalo sobre su positivo se calmara. Al atleta, ganador de los 100 metros en una final donde volvió a superar su récord mundial, se le descubrió estanozolol, producto incluido en la lista prohibida por el COI.Johnson, en su única declaración pública, dentro de la actual encuesta, después de los Juegos de Seúl, dijo que nunca había ingerido esteroides.

Astaphan dijo en su declaración que la decisión sobre el camino a seguir se tomó en la habitación de Johnson en su hotel en Seúl, el día 27, después de que los dirigentes del equipo de Canadá vinieran a llevarse la medalla de oro. Además del atleta y del médico estaban presentes su entrenador, Charlie Francis, y su representante norteamericano, Larry Heidebrecht.

Astaphan reconoció que lo acordado en la reunión fue que lo más importante era tratar de encubrir y proteger a Ben. Ante el escándalo que se produjo, con la Prensa continuamente en el hotel, decidieron que lo mejor era que Ben Johnson abandonara Corea del Sur hacia Canadá lo más rápidamente posible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 1989

Más información

  • El vicepresidente del COI desmiente la declaración