Maguregui reconoce que ha fracasado y que el Atlético le ha venido grande

Jose María Maguregui, dimitido el jueves como entrenador del Atlético de Madrid, reconoció ayer: "Este equipo me ha caído grande y largo. Pero voy a demostrar que valgo para dirigir un conjunto poderoso. En el Atlético no me han salido las cosas bien". Antonio Briones, el segundo preparador, se hizo cargo interinamente del conjunto, dirigió el entrenamiento y mañana se sentará en el banquillo en el partido de la Liga que el Atlético disputará en Málaga. Mientras tanto, el presidente del club, Jesús Gil, afirmó anoche, en conversación telefónica con este periódico, que aún no hay nada decidido sobre el nuevo técnico, pese a que las especulaciones en torno al británico Ron Atkinson van en aumento. "La verdad es que no tengo prisa. He de enterarme hasta de qué papilla toma aquél a quien vaya a elegir. Y, entre tanto, yo mismo doy nombres para despistar", matizó. Briones ya figuró como entrenador del Atlético en las últimas jornadas de la pasada Liga, tras la destitución de César Luis Menotti y el paso fugaz de José Armando Ufarte. Pero, en realidad, se limitó a proporcionar su carné. La dirección del equipo, sus programas de trabajo y sus alineaciones correspondieron a Maguregui, ya contratado para esta temporada, pero que no podía ejercer de derecho por haberlo hecho ya en el curso de la misma en el Celta. Briones se limita ahora a cumplir las órdenes que recibe de Gil y de su secretario técnico, Rubén Cano.Briones afirmó: "La alineación que el Atlético presente en Málaga la haré yo, aunque mantengo contactos con Cano". Briones añadió que Maguregui no le ha indicado cómo plantear el partido frente al Málaga, equipo al que vio jugar el sábado en Bilbao. También adelantó que Arteche puede ser la novedad. El defensa, por su parte, comentó: "Espero jugar, pero también lo habría esperado si Maguregui hubiese seguido". Briones anunció a los jugadores que toda la plantilla disponible viajará hoy a Málaga, "quizá para estar unidos en una situación como ésta", según Arteche, aunque no se descarta que Gil, que está en Marbella, quiera reunirse con ellos.

La despedida

Maguregui se despidió de los jugadores en el vestuario del estadio Calderón antes de que iniciasen su entrenamiento. "Les he animado y les he dicho que tienen que estar más arriba en la clasificación. El equipo tiene fuerza y sólo le falta un buen resultado", señaló Maguregui, quien añadió que no seguirá en el club en otro cargo porque no se lo han ofrecido ni lo ha pedido. Además, manifestó que no se arrepiente de nada: "Esta dimisión ha sido un pequeño golpe para mí. Es la primera vez que salgo así de un cuadro. He fracasado. Pensé que podía sacar adelante a este equipo. Pero la situación ha requerido mi marcha".También expuso que Futre no le ha engañado, pese a su baja forma, y que no tendrá problemas con su finiquito, como tampoco los tuvo a la hora de firmar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50