Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético perdió con el Olimpiakos una hora después de llegar a Atenas

El Atlético de Madrid viajó ayer a Atenas, aterrizó hacia las 19.30 y 60 minutos más tarde sus jugadores saltaban al campo, tras ser escoltados por la policía desde el mismo aeropuerto, para enfrentarse al Olimpiakos en partido del torneo de la capital griega. Para realizar tan apresurado viaje, los organizadores costearon un vuelo privado que les costó casi seis millones de pesetas. El Atlético perdió por 2- 1, pero su entrenador, Maguregui, encontrará argumentos de altura para justificar la derrota.El equipo rojiblanco había sido contratado hace tiempo para este torneo, pero su presidente, Jesús Gil, anunció el pasado fin de semana que suspendía el viaje porque no había recibido garantías de los organizadores respecto al pago de los 30 millones de pesetas acordados. Finalmente, llegaron los avales y Gil decidió que el equipo viajase bajo este irrebatible argumento: "Ni los más viejos del lugar pueden recordar que al Atlético le paguen 30 millones por jugar dos partidos seguidos en Europa". Gil se quedó en Madrid. Alegó para ello "molestias estomacales", según afirmó a Efe, "fruto del mal trago que nos hizo pasar el PSV Eindhoven".

El Atlético disputará hoy la consolación del torneo ateniense ante el Peñarol, que perdió, 2-1, frente al Ajax.

El Madrid, en Benidorm

El Real Madrid se impuso ayer al Benidorm, modesto equipo de la Tercera División del fútbol español, por 5-0, en partido amistoso. Beenhakker incluyó inicialmente esta vez a Schuster y Gallego juntos en la media, relegando al banquillo a Martín Vázquez. Tendillo actuó de defensa libre titular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988