Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

La Federación prescinde de Marín y Llopart para el plan de Barcelona 92

José Marín y Jorge Llopart no figuran en el plan de ayuda para los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, que ya se encuentra en poder del Consejo Superior de Deportes. Para la realización de este plan, Coca-Cola concede 250 millones de pesetas anuales, de los que 150 van directamente a los atletas. Tampoco entran Javier Moracho, Antonio Corgos y José Alonso.

El tener más de 30 años es la barrera que ha impedido a los dos marchadores españoles entrar en el plan de la Asociación de Deportes Olímpicos, patrocinado por el mundo empresarial. Éste se ha establecido con arreglo a unas marcas que están entre las mejores del mundo. Un baremo en el que se ajustan las edades de cada atleta, exigiendo menor nivel a los más jóvenes y mayor a los más veteranos.Marín y Llopart son los atletas que mayores éxitos han conseguido para el atletismo español. Marín, de 38 años, campeón de Europa en 1982 y subcampeón mundial en 1983, y Llopart, de 36, campeón de Europa en 1978 y subcampeón olímpico en 1980. Ambos siguen compitiendo a plena satisfacción. El año pasado, en los Mundiales, Marín ganó la medalla de bronce y Llopart fue descalificado cuando se encontraba en el grupo de cabeza.

Ninguno de los dos figura actualmente en ese plan de ayuda, que contempla desde un sueldo anual de dos millones de pesetas hasta premios por valor de 121 millones y derecho a toda clase de concentraciones y atenciones médicas. Sin embargo, esta exclusión no significa que sea de por vida. Si hacen unas marcas; de 1.22 horas en 20 kilómetros o de 3.50 horas en 50, lo que está a su alcance, entrarían en el plan.

También se encuentran excluidos Corgos, de 28 años, a quien se le pide 8,22 metros en longitud; Moracho, de 30, 13.41 en 110 vallas, y Alonso, de 30, 49.00 en 400 vallas. Los dos últimos atletas demostraron el año pasado estar en el mejor momento de su carrera deportiva.

34 becados

El plan contempla la ayuda inmediata a 34 atletas, de ellos siete mujeres. Son los siguientes: Enrique Talavera, Yolanda Díaz (100 metros), Miguel Ángel Gómez, Blanca Lacambra (200), Antonio Sánchez, Julia Merino (400), Cristina Pérez (400 vallas), Tomás de Teresa (800), José Luis González, José Manuel Abascal, Teófilo Benito, Ángel Fariña, José Luis Carreira (1.500), Abel Antón, Alejandro Gómez, Anacleto Jiménez (5.000), Jesús Oliván (longitud), Arturo Ortiz (altura), Javier García (pértiga), David Martínez, Juan Carlos Guzmán (disco), Francisco Fuentes (martillo), Álvaro Burell, Antonio Peñalver (decatlón), Ricardo Pueyo, Daniel Plaza, Miguel Ángel Prieto, Andrés Marín, Antonio González, Mari Cruz Díaz, Reyes Sobrino y Emilia Cano (marcha).Estos atletas se encuentran divididos en cinco niveles, con los siguientes sueldos anuales, según sus marcas: 600.000, 800.000, 1.300.000, 1.700.000 y 2.000.000. Este último sólo lo alcanzan González, Abascal, Prieto y Mari Cruz Díaz. La ayuda económica en sí no es elevada, sobre todo atendiendo a las ganancias que ya obtienen, sobre todo los dos primeros. Pero al margen tienen también similares cantidades por la beca federativa y les esperan premios que pueden alcanzar hasta los 12 millones de pesetas si establecen un récord mundial.

Concretamente en los 1.500 metros, donde se accede al máximo nivel con la marca de 3.34.20, el baremo de premios, según los registros que se obtengan en la temporada, es el siguiente: 1,5 millones por 3.33.25, 2,5 por 3.32.30, 4,5 por 3.31.35, 7,5 por 3.30.40 (sería récord de España), 10 por 3.29.46 (récord del mundo) y 12 por superarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 1988