Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cubino logró llegar como líder a su ciudad natal

El valenciano Francisco Navarro Fuster consiguió finalizar con éxito una heroica escapada en solitario de 216 kilómetros y ganó la quinta etapa de la Vuelta Ciclista a España, entre Badajoz y Béjar. Laudelino Cubino conservó su jersei de líder sin problemas y llevó al paroxismo a los habitantes de la ciudad salmantina, donde nació hace 25 años, que organizó con éxito la llegada. La jornada estuy presidida por la lucha de los favoritos por las bonificaciones, y el gran beneficiado fue el irlandés Sean Kelly, que restó 12 segundos a los primeros clasificados.

MÁS INFORMACIÓN

Francisco Navarro demostró ayer que la temeridad y el heroismo siguen resultando algunos de los valores intrínsecos de los ciclistas, especialmente de aquéllos que pertenecen a equipos modestos y no tienen otra alternativa que buscar la victoria a través de tácticas que pueden resultar demenciales.Este triunfo colma las aspiraciones del equipo Seur, al que pertenece Navarro, que ha invertido 75 millones de pesetas en su primer año entre los profesionales. Maximino Pérez, director deportivo del equipo, también disfrutó ayer el día de su vida, puesto que consiguió su primera victoria en las cinco ediciones en las que ha participado en la Vuelta. "Era una etapa para sacar rentabilidad publicitaria", dijo ingenuamente.

Navarro saltó en el kilómetro 18 y se benefició del ritmo ralentizado que se impuso en la cabeza del pelotón. Ello le permitió llegar a disponer de una ventaja de más de 15 minutos, dosificar su esfuerzo y aprovechar su gran momento de forma, que Maximino Pérez definió al recordar que "hace poco se ha sometido a unas pruebas ergonométricas para medir su fuerza y estuvo a punto de romper la máquina". El corredor valenciano del Seur fue una prometedora figura cuando militó en aficionados, pero hasta ayer no consiguió su primera victoria profesional.

La etapa estuvo rodeada por la constante referencia de que el líder, Laudelino Cubino, Regaba a su lugar de nacimiento. El temor de que sus rivales le arrebataran, precisamente ayer, el jersei amarillo de líder se disipó por la falta de lucha. Así, Cubino pudo paladear perfectamente la efeméride y dedicar su liderato a su madre, Pilar González; a su novia, Encarna Montagut, con la se casará en octubre, y a su pequeña ciudad de: 17.000 habitantes que invirtió seis millones de pesetas en organizar la llegada.

Pero lo más trascendente de cara a la clasificación general fue la lucha por obtener las bonificaciones que se conceden a los tres primeros clasificados en las metas volantes y en los sprints especiales. Kelly, que no había comenzado demasiado bien la Vuelta, pasó en segunda posición por la meta volante de Cáceres y por el sprint especial de Grimaldo, por lo que restó 12 segundos a los ocho corredores que le precedían en la general. El alemán Dietzen también consiguió cuatro segundos de bonificación.

El recorrido de la etapa fue fácil hasta los últimos 20 kilómetros, en los que estaban el alto de Santa Bárbara, de tercer categoría, y el de El Casta¡lar, de segunda. Allá, tras el escapado, Francisco Navarro, se formó un grupo en el que llevó la iniciativa el colombiano Martín Ramírez, que llegó, junto al yugoslavo Cerin y Ocaña, con unos segundos de ventaja.

Clasificaciones: Etapa: 19 Navarro (Seur), 6.13.13 horas. 21 Cerin (Carrera), a 4.23 minutos. 31 Ocaña (Zahor), m.t. 41 Ramírez (Café de Colombia),m.t. 9 Kelly (Kas), a 4.47, con

el resto del pelotón.

General: 1º Cubino (BH), 18.15.07. 2º Dietzen (Teka), a 1.38 minutos. 3º Pino (BH), a 1.38. 4º Múj¡ka (Caja Rural), 1. 50 Gorospe (Reynolds), a 2.12. 6º Aja (Teka), a 2.14. 7º Kelly (Kas), a 2.15. 8º Gastón (Kelme), a 2.19. 9º Pedersen (BH), a 2.22. 10º Fuerte (BH), a 2.23.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 1988

Más información

  • Navarro ganó la quinta etapa de la Vuelta tras 216 kilómetros de escapada