Dos jóvenes

de 20 años de edad, María Eugenia Pousada Santaclara y Alvaro Rosales Fernández, novios desde hacía algún tiempo, perecieron asfixiados en el interior de un turismo estacionado en el garaje del domicilio familiar de la joven en Marín (Pontevedra).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS