La SER pretende llevar la radio a la 'primera división' de los medios informativos

240 directivos estudian la situación y proyectos de la cadena

Los cambios que se están realizando en los servicios informativos de la cadena Sociedad Española de Radiodifusión (SER), con el reciente nombramiento de Augusto Delkáder como jefe de estos servicios, pretenden llevar a la radio a la primera división de los grandes medios de comunicación de España, según declaró ayer el director general de la cadena, Eugenio Galdón, en una conferencia de prensa celebrada en Jerez de la Frontera (Cádiz) con motivo, de la reunión en esta ciudad de la convención anual de la SER, en la que ayer y hoy unos 240 directivos analizan la situación y los proyectos de futuro de la cadena.

Galdón explicó que la SER apostó siempre por la "enorme credibilidad" que da a la radio su cualidad de trasmisora más directa de la realidad, terreno en el que fue pionera en España al iniciar hace 10 años los informativos en el sector radiofónico privado. El nombramiento de Delkáder -hasta ahora director adjunto de EL PAÍS- es indicio sobrado de que se apuesta más que nunca por ello, afirmó.La tarea del nuevo jefe de informativos, en este sentido, es lograr el máximo rendimiento de los más de 300 profesionales de la información que la cadena tiene repartidos por toda España. En opinión de Galdón, la SER es la única empresa que puede sacar a la información radiofánica de la segunda división de los medios de comunicación social españoles.

El director de la SER se pronunció por una radio "de profesionales", de "ideas y no de ídolos", y al comentar la salida de figuras de la cadena hacia otras empresas observó que cuando los demás han querido reforzarse han ido a buscar profesionales donde los había. Pero la SER, dijo, no se ha quedado sin equipo informativo, y si son necesarias incorporaciones, en cuestión de semanas habrá noticias al respecto.

Infraestructura anticuada

En su calidad de presidente de la Asociación de Radiodifusión Privada de España (ARPE), Galdón opinó que la radio tiene en España un nivel de primera línea en cuanto a contenidos, aunque la infraestructura es anticuada, y es también necesario un esfuerzo común de las empresas para revalorizar la importancia del medio como soporte publicitario, ya que sus tarifas están en España por debajo de la mitad de lo que es normal en el resto de la Comunidad Europea, pese al prestigio de sus contenidos.El presidente de la radio privada calificó de "sensato y razonable" el reciente acuerdo con la Sociedad General de Autores de España (SGAE) sobre los derechos de los músicos y productores de obras musicales por su difusión mediante las radios.

El acuerdo es una "solución ,razonable" porque resuelve el problema más serio, que era el de distinguir entre los diversos tipos de emisoras según basasen su programación más o menos en la música. La solución al problema es que pagarán más por derechos las radios que más se apoyan en la música. El acuerdo ha comenzado a ponerse en práctica, y la radiodifusión privada ya ha abonado cerca de 550 millones de pesetas por el primer plazo de 1986.

Galdón constató que la música cada vez se consume más en la radio y menos en disco, por lo que era lógico que los productores quisiesen aumentar sus beneficios por vía de derechos de reproducción, frente a lo cual las radios tenían el argumento legítimo de la labor de promoción gratuita que realizan, y de aquí su resistencia a aceptar el planteamiento de los productores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50