Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecen 59 personas relacionadas con el suicidio colectivo de Corea del Sur

La policía surcoreana busca a 59 personas desaparecidas y relacionadas, al parecer, con los 32 cadáveres encontrados el pasado sábado, aparentemente víctimas de un suicidio colectivo entre miembros de una secta religiosa. Los desaparecidos son empleados de la misma fábrica en la que fueron encontrados los muertos, en la localidad de Yongin, 80 kilómetros al sur de Seúl.

Las autoridades tratan, al mismo tiempo, de esclarecer las circunstancias en que se produjo la muerte del colectivo religioso. Mientras fuentes próximas a los forenses que analizaron los cadáveres afirman que algunos de los muertos habían tomado veneno, de forma voluntaria o forzosa, otras fuentes policiales han declarado que muchos de ellos habían sido estrangulados.

Entre los muertos se encuentran Park Soon-ja, de 48 años de edad, jefa de la fábrica y supuesta líder de la secta, y tres de sus hijos, con edades comprendidas entre los 19 y los 24 años. La policía ha informado que Park, que estaba siendo sometida últimamente a la presión de sus acreedores, estaba rodeada de personas que la llamaban madre; y a su fábrica, destinada a la elaboración de objetos de artesanía, el cielo.

De acuerdo con la teoría que elabora la policía, los discípulos de Park ingirieron cápsulas de veneno que no tuvieron efectos mortales y obligaron después a un empleado de la fábrica, Lee Kyung-Soo, a estrangularles con un hilo de nailon. Sin embargo, el cadáver de Park no presenta restos de veneno. La policía cree que ella murió como consecuencia de un golpe recibido en la parte posterior de la cabeza.

Park se encontraba desparecida desde el lunes, cuando varios de sus empleados fueron detenidos en relación con las deudas de más de un millón de dólares acumuladas por la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de agosto de 1987