Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA DEL REY DE VELA

Los barcos grandes también fueron más rápidos en la etapa larga

Palma de Mallorca

Las embarcaciones de la clase 2 volvieron a dominar la tercera jornada de la sexta Copa del Rey de regatas, disputada sobre una distancia de 130 millas, que se recorrieron entre la bahía de Palma y la isla de Tagomago. La llamada etapa larga duró aproximadamente 12 horas para las embarcaciones más grandes y siete horas más para las más pequeñas. Así, el primer barco maxi, Il Moro di Venezia, llegó a la había de Palma a las 23.10 horas, mientras que la última embarcación lo hizo a las seis de la mañana.

El vencedor en tiempo real de la regata fue II Moro di Venezia, mientras que en tiempo compensado el vencedor fue el Sirius III, de la clase 2, lo que constituyó una relativa sorpresa. La clasificación general está encabezada, actualmente, por el Inespal-Calanova, nuevo líder de la regata.Las características de una etapa larga, de 130 millas, parecían adaptarse mejor a las embarcaciones pequeñas, sobre todo teniendo en cuenta que podían superar con mayor fortuna la ausencia de vientos, hecho habitual a ciertas horas de la noche cerca de la bahía de Palma. La regata comenzó con disposición muy favorable para las embarcaciones más grandes, vientos de fuerza 14, que permitieron que en las primeras horas los barcos marcharan a gran velocidad. Así, las embarcaciones maxi consiguieron rápidamente tomar una considerable distancia sobre el resto, aunque fue finalmente una más pequeña, el Sirius III, quien logró aprovechar su menor peso en las últimas millas, cuando el viento estaba más en calma, de tal forma que algunas de las grandes tuvieron bastantes problemas para desplazarse.

El 'Aifos', líder

Por otro lado, el Bribón V no realizó ayer una buena actuación y descendió algún puesto de la clasificación general. El rey Juan Carlos no se embarcó en esta regata, como suele ser habitual en la etapa larga y por razones de seguridad. Sí lo hizo el príncipe Felipe, a bordo del Aifos, de la clase 5, embarcación que tampoco hizo una buena regata, pero que se mantiene como la primera clasificada entre las de su clase.La clasificación general está ahora encabezada por el Inespal-Calanova, de la clase 2, que supera al Sirius IV, anterior líder. Estas dos embarcaciones parecen ser las que más seriamente se disputan el título de la regata, mientras que un maxi, Il Moro di Venezia, ha dominado con autoridad sobre los restantes veleros de su clase y está próximo a dar una sorpresa en un tipo de regata que se adapta mejor a las condiciones de barcos más pequeños.

La única novedad resaltable de la etapa que se inició el miércoles fue el abandono de La Pinta, que sufrió la rotura del palo mayor. Ayer se celebró jornada de descanso y hoy la Copa del Rey reanudará su actividad con la disputa de la cuarta jornada, de nuevo sobre un triángulo olímpico de 22 millas de largo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987