Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO / GRECIA 87

España juega ante la URSS su cuarta semifinal consecutiva en un campeonato europeo

España juega hoy su cuarta semifinal consecutiva en un europeo, ante la URSS (18.30, TVE-2). La principal novedad del equipo se centra en el seleccionador, Díaz Miguel, más que en los jugadores. Su talante es radicalmente opuesto al de torneos anteriores; está tranquilo, acepta la conversación relajadamente y no transmite sus nervios a los jugadores. Tácticamente, ha dejado de presionar a sus hombres con innovaciones. Uno de los secretos del buen clima que respira el equipo es que el seleccionador, por este año, ha aceptado la recomendación de los médicos de que no se ponga a dieta.

ENVIADO ESPECIAL, El carácter de Díaz Miguel en los últimos torneos hubiera sido digno de mayor tratamiento informativo. Tenso, irascible, nervioso, el seleccionador convertía las conferencias de prensa en una disputa acalorada entre su caudal de conocimientos y los de los de periodistas. "Curri, no te pases un pelo, ¿eh?", era una de sus frases más frecuentes en cuanto escuchaba algo que no coincidía con su opinión. Pero esto era la anécdota, aunque traslucía puertas afuera lo que debía pasar dentro: sesiones inacabables de vídeo, sobre el rival, entrenamientos con novedosos sistemas que los jugadores no llegaban a asimilar, indicaciones que se revisaban inmediatamente, sobrevaloración del contrario... Por todo esto Díaz Miguel llegaba a grandes estados de abatimiento.Pero el Díaz Miguel de hoy no es el de esas ocasiones. Díaz Miguel prepara la semifinal sin tensión, ha llegado a esta fase sin desgastar excesivamente a sus jugadores con nuevos y complejos sistemas, ha utilizado lo justo, y goza de buen ambiente salvo los lunares de Sibilio y Villacampa. El único gran problema personal que se le plantea en estos momentos, limpia la selección de jugadores que él consideraba conflictivos, es no convertir a Villacampa en un jugador incompatible con el técnico.

Fuera de esto" Díaz Miguel se dedica diariamente a su tiempo de carreras por la mañana, pero ya no se somete a una dieta alimenticia, hecho que hace tiempo le fue desaconsejado por un médico de la selección francesa y por el propio doctor Cristóbal, de la española. Someterse a dieta en torno a un campeonato podía producirle una reacción que explicase parte de sus estados de ánimo, aunque no todo, evidentemente, podía centrarse en eso.

Menos tensión

Y el equipo, en este campeonato, está también menos tenso El miércoles todos disfrutaron de día libre y, pudieron tener la oportunidad, ellos también, de cambiar de dieta, porque la organización había dispuesto para todos los participantes alojados en el mismo hotel, una comida invariable, que ha terminado por provocar cansancio y algún indeseable estreñimiento en determinados jugadores. Ayer los españoles reanudaron los entrenamientos y la preparación específica de la semifinal.Díaz Miguel, por cuya cabeza circula la intención de sacar alguna novedad para este partido, no oculta el hecho de que España ha ganado siempre a la URSS en los últimos Europeos disputados (Stuttgart, Nantes, Turín y Praga). El técnico español, que ahora confiesa que saldrá con defensa individual y no con zona, ha renocido que la URSS ha perdido potencial con las ausencias de Sabonis y Belosteni y que, por tanto, es un rival asequible. Díaz Miguel, en esta ocasión, está mejor preparado que nunca ante una semifinal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 1987

Más información

  • La calma de Díaz Miguel constituye la novedad más destacada de la selección