Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La salida del 'disidente' José Luis ÁIvarez

La exclusión del ex ministro de UCD José Luis Álvarez de la comisión ejecutiva del partido, constituyó la principal novedad en la elección de la directiva del PDP, que, por lo demás, y salvo la incorporación a ella de Rodolfo Martín Villa, registró escasas novedades. El 80% de los miembros de la anterior ejecutiva repetirán mandato. Los principales dirigentes democristianos continuarán siendo Oscar Alzaga, como presidente, Iñigo Cavero y Javier Rupérez, como vicepresidentes, y Luis de Grandes como secretario general.

Álvarez, que hasta media mañana de ayer estaba considerado un fijo en la lista de la ejecutiva, pidió a última hora no ser incluido en la misma, una vez que Alzaga rehusó incorporar también a la dirección del partido a tres de los seguidores del ex ministro ucedista. La posición discrepante de Álvarez, que se opone a que el PDP acuda en solitario a las elecciones de junio, también está relacionada, según medios democristianos, que recordaron que ya había dimitido hace meses como vicepresidente del PDP, con su renuncia de última hora. La posición crítica de Álvarez tuvo indudable influencia en las ruidosas protestas de la organización democristiana en Madrid, que se opuso a que la votación para la ejecutiva se realizase a mano alzada y no, como propuso "para ganar tiempo" el presidente del congreso, Juan Rovira, mediante escrutinio secreto.

Las dificultades del PDP en Madrid se evidenciaron cuando el partido fue incapaz de presentar una candidatura autonómica y municipal en la capital. Pese a su ausencia de la lista única votada -por fin, en secreto- ayer, las tesis de Álvarez, propiciando un acercamiento a AP, estarán defendidas en la ejecutiva del partido por Juan Carlos Guerra y, Ana María García Armendáriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de diciembre de 1986