Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

John Julius Norwich,

hijo de lady Diana Cooper, escritora, actriz y una de las personalidades más brillantes de la vida social inglesa, que falleció el pasado 16 de junio, a los 93 años, ha publicado algunas de las notas que la vieja dama dejaba en el parabrisas de su coche para evitar las multas, según informaba el dominical inglés Sunday Times. Famosa por su atractivo y sus excentricidades, François Mauriac escribió sobre ella: "Su belleza adorable se erguía en vano, como una última llamada a la alegría de vivir por encima de una humanidad sin mirada". He aquí dos de sus célebres notas de aparcamiento indebido: "Querido agente: He ido a llevar al cine a un niño que estaba triste; por favor, perdóneme". "Mi querido agente: Se me ha roto un diente, parezco un pirata de 81 años. Estoy en el dentista. Soy muy vieja y cojeo. Tenga piedad". Según parece, los agentes fueron receptivos a sus apelaciones, porque algunas de las notas llevan escritas, con otra letra, la apostilla: "Perdonada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 1986