La asamblea de Vanguard decidirá el próximo día 3 sobre el plan de viabilidad

El próximo día 3 de enero la asamblea de trabajadores de Vanguard adoptará una decisión sobre el plan de viabilidad de esta empresa, una de las más importantes de la línea marrón de electrodomésticos. Fuentes laborales consideran muy probable que en el transcurso de la misma se proceda a la aprobación del citado plan. De ser así, durante el próximo mes de enero el personal de plantilla empezará a reincorporarse a la factoría instalada en I'Hospitalet, que permanece prácticamente inactiva desde el mes de enero de 1981.En esa fecha, la empresa Cahué Industrial, SA, presentó suspensión de pagos. Como consecuencia de la crisis se suspendieron los contratos de los casi 1.800 trabajadores que componían la plantilla. La suspensión, presentada en el Juzgado de Instrucción número 4 de l'Hospitalet, arrojaba un activo de 5.695 millones de pesetas, y un pasivo de 3.456 millones. Durante el ejercicio de 1980, Cahué Industrtal facturó tan sólo 3.500 millones de pesetas. El balance presentado fue posteriormente objeto de investigación judicial, al aparecer algunas diferencias contables en el mismo. El juez encargado del caso solicitó entonces dictamen al Colegio de Econ omistas de Barcelona.

Mediante la aplicación de bajas voluntarias e indemnizaciones abonadas por el Fondo de Garantía Salarial, la plantilla inicial se ha venido reduciendo paulatinamen te hasta situarse en unas 400 personás. Durante los primeros cuatro años, después de la crisis, en Vanguard se trabajó tan sólo un día por semana y a lo largo de 1985 la inactividad ha sido total. En ese período se elaboraron varios planes de viabilidad que han sido desestimados por unas u otras razones.

La nueva sociedad denominada Nepesa que se ha constituido para reflotar la empresa cuenta con 1.052 millones de pesetas de capital que se distribuyen de la siguiente forma: un 32%. corresponde al antiguo accionista único, Juan Cahué, quien aporta bienes partículares y de otras empresas, pues los de la sociedad Cahué industrial continúan embargados; alrededor del 15% pertenece al banquero inglés Samuel Montagut; otro 20% corresponde a una financiera inglesa y el 23% restante equivale al valor de las deudas salariales de los trabajadores.

Garantizar el futuro

Para garantizar la viabilidad del proyecto, el Banco de Crédito Industrial ha concedido un préstamo de 380 millones de pesetas destinados a afrontar las futuras inversiones. Por su parte, el Banco Exterior de España y la compañía inglesa aportan otros 500 millones de pesetas, cada uno, que irán a financiar las compras de material.Nepesa fabricará aparatos de alta fidelidad, vídeos del sistema VHS y televisores, que se comercializarán bajo las marcas Vanguard e Hitachi, siendo esta última multinacional japonesa la que aporita la tecnología aunque de momento sin tener participación de capital.

Se calcula que antes del próximo verano se reintegrarán a Vanguard un centenar de trabajadores aproximadamente y antes de finales de 1986, según el plan de viabilidad de la compañía, la plantilla debe alcanzar un total de 197 personas. El resto, hasta completar las 400 personas previstas, irán reicorporándose en el período comprendido entre 1987 y 1989.

Mientras tanto, sigue pendiente de resolución el conflicto entre los Ministerios de Economía y Hacienda y Trabajo y Seguridad Social, por un lado, y los antiguos trabajadores de Vanguard, por otro. Ambas partes reclaman el derecho a subastar en su provecho los bienes embargados a Cahué Industrial, SA. A los ministerios se les; deben las liquidaciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y Seguridad Social, y a los empleados se les adeuda la diferencia entre lo percibido del Fondo de Garantía Salarial y el monto real de las salarios no abonados por la sociedad.

Según fuentes sindicales, el conflicto debe resolverlo la presidencia del Gobierno, pero la espera no hipoteca la viabilidad de la nueva empresa. A juicio de estas fuentes, el embargo afecta sólo al utillaje y éste debe ser totalmente renovado a causa de su obsoleta tecnología.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS