Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GRAN PREMIO DE PORTUGAL DE FÓRMULA 1

Ayrton Senna saldrá desde el primer puesto de la parrilla

El joven brasileño Ayrton Senna (Lotus-Renault) saldrá desde el primer puesto de la parrilla del Gran Premio de Portugal, segunda prueba del Mundial, que se disputa hoy en el circuito de Estoril. Junto a él, ocupará la primera fila el francés Alain Prost (McLaren-Porsche), que superó a su compañero Niki Lauda en casi dos segundos.

A base de forzar la presión del turbocompresor, los Lotus de Ayrton Senna y Elio de Angelis están consiguiendo ocupar los primeros puestos de las parrillas de salida en estas dos primeras carreras de la temporada. Posteriormente, ya en carrera, ante la imposibilidad de mantener esa superioridad ficticia, estos coches difícilmente pueden aguantar en las posiciones de privilegio.De cualquier forma, en el rápido circuito de Estoril, la considerable velocidad punta de los Lotus y la ganancia de potencia que han experimentado sus motores Renault en los últimos días podrían resultarles decisivas para dar la batalla al McLaren-Porsche del francés Alain Prost, ganador de la última carrera disputada en este circuito, hace seis meses, y vencedor de las tres últimas pruebas celebradas.

El finlandés Keke Rosberg, tercero en la parrilla de salida gracias, fundamentalmente, a sus impresionantes condiciones, no podrá mantener el puesto durante mucho tiempo. Probablemente, Rosberg ataque en la primera parte de la carrera, consciente de que su coche no podrá resistir esas condiciones durante todo el transcurso de la misma.

Junto a Rosberg, desde la segunda fila, saldrá Elio de Angelis (Lotus-Renault), por delante de Alboreto (Ferrari) y Warwick (Renault), en la tercera, y Lauda (McLaren-Porsche) y De Cesaris (Ligier), en la cuarta.

Al final, los McLaren-Porsche, Lotus-Renault y Ferrari, los coches más afinados, deberán imponerse, con los Brabhain, Renault y Ligier dispuestos a aprovechar los posibles fallos y averías mecánicas -especialmente, en la transmisión, debido al mal estado de la pista- de sus rivales más poderosos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985