Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendidas indefinidamente las negociaciones entre TVE y los clubes de fútbol

TVE y los clubes acordaron ayer suspende por tiempo indefinido las negociaciones para televisar en directo partidos de fútbol de Primera División en la próxima temporada. En principio, por tanto, no habrá partidos televisados en directo. Los representantes de los clubes en estas negociaciones aseguraron, además, que no permitirán la entrada de las cámaras de televisión en sus campos para filmar imágenes de sus encuentros y emitirlas después en el programa dominical Estadio Estado, resumen de cada jornada.

Ramón Criado, director general de TVE, y Manuel Vega-Arango presidente del Comité de Fútbol Profesional, declararon, una vez concluida la segunda de las reuniones que mantuvieron ayer que las negociaciones "no están enterradas" y que se resisten "a aplicar el término ruptura a la decisión adoptada". Pero coincidieron también al señalar las diferencias económicas entre una parte y otra como la causa principal por la que no se llegó a un acuerdo para firmar un nuevo contrato.Los representantes de TVE ofrecieron como cantidad máxima 450 millones de pesetas por todos los partidos a televisar en directo y los programas de Estudio Estadio, es decir un 30% menos que la cifra pagada el año pasado. Esa cantidad no corresponde, sin embargo, a la realmente ofertada por TVE porque ésta, además, exigió el 28,5% de los ingresos que los clubes obtienen por la publicidad estática en sus campos de juego. De esta forma, la cifra real ofertada a los clubes se reduce en casi 50 millones de pesetas. TVE valoró cada partido a televisar en directo en 15 millones, cifra inferior a la de la pasada temporada, cuando oscilaba entre 19 y 22 millones según su importancia. Los clubes difícilmente aceptarían esa cantidad porque TVE pretende televisar sólo los partidos más interesantes, con lo que los ingresos totales de los clubes serían inferiores a los que suelen obtener por taquillas cuando no son transmitidos.

Los representantes de los clubes solicitaron, de entrada, un 30% de incremento sobre los 668 millones de pesetas que percibieron el pasado año por el fútbol televisado. La cifra inicial pedida se elevó, pues, a unos 850 millones de pesetas, aunque después, en el curso de las negociaciones, se llegó a rebajar hasta los 750. TVE no accedió a estas cantidades y se mantuvo inflexible en sus condiciones, como la negociación directa por su parte de la empresa o marca patrocinadora del fútbol televisado, su exclusividad, la reducción de los encuentros a televisar en directo, unos diez en vez de los 18 de la pasada temporada, y el 28,5% de los ingresos de los clubes por la publicidad estática de sus campos de juego. Ramón Criado dijo que "la oferta de TVE es generosa".

El director general de,TVE aseguró que no renuncia la entrada de sus cámaras en los campos de fútbol y que lo pretenderá de buenas formas. "Serán otras instancias las que resuelvan y decidan este asunto. TVE no debe ser vicaria única de los intereses de los aficionados al fátbol", manifestó.

Ramón Criado expresó, además, que en estas negociaciones no se trató aún la transmisión de los partidos internacionales. Indicó, por otro lado, que TVE ha pensado ya en la posibilidad de una negociación directa y particular con cada uno de los clubes de Primera División para televisar en directo partidos de fútbol. La réplica del presidente del Comité de Fútbol Profesional fue que no descarta la posibilidad de negociar el fútbol televisado con las televisiones autonómicas de Cataluña y el País Vasco. Ramón Criado, por último, insistió en que TVE está dispuesta a recabar las autorizaciones pertinentes para ofrecer partidos de fútbol de equipos extranjeros. "TVE no tiene ánimo de perjudicar a nadie", fue su respuesta cuando se le insinuaron los daños que eso podría acarrear a los clubes españoles.

Las transmisiones radiofónicas

Se celebraron ayer también los primeros contactos entre representantes de los clubes y diferentes cadenas de emisoras de radio para intentar llegar a un acuerdo sobre el cánon económico que el fútbol pretende de sus transmisiones radiofónicas. El primer contacto concluyó sin acuerdo alguno:

Los representantes del Comité de Fútbol Profesional accedieron a que las emisoras de radio realicen su trabajo como lo hicieron en temporadas anteriores durante las dos primeras jornadas.

A partir de la tercera, los clubes pretenden que las emisoras paguen 400 millones de pesetas por toda la temporada. Si no se llega a un acuerdo, no permitirán que las emisoras de radio transmitan y faciliten información de los partidos de Liga. La próxima reunión está prevista para el 12 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de agosto de 1984