Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El heredero de Fittipaldi y Piquet

Ayrton Senna da Silva, un brasileño de sólo 23 años de edad, consiguó ayer sus primeros puntos en Kyalami, en la segunda carrera de Fórmula 1 que disputa en su vida. Ayrton Senna es un piloto para el que sólo cuenta el ganar. Su corta carrera está plagada de victorias. Empezó en kart, donde conquistó sus primeros triunfos, para pasarse a los monoplazas en una progresión meteórica. Se fue a vivir a Gran Bretaña donde, ante el asombro de los británicos, ganó el campeonato de Fórmula Ford. Saltó entonces al campeonato europeo de Fórmula Ford 2.000, que también conquistó. De ahí pasó a la Fórmula 3, que ganó de forma arrolladora después de batir el récord de victorias que, precisamente, tenía su compatriota Nelson Piquet. En las carreras que terminó, Ayrton Senna sólo quedó en segundo lugar en dos ocasiones. Ganó todas las demás.La impresionante ascensión del joven brasileño, al que en breve se le considerará como el heredero de Emerson Fittipaldi y de Nelson Piquet, no parece detenerse en la Fórmula 1. Ni el salto cualitativo ni la potencia de los coches ni la competencia de los mejores pilotos del mundo parecen haberle intimidado. En su segunda carrera, pese a no contar con un coche mínimamente competitivo, Ayrton Senna ya ha conseguido lo que muchos no logran en bastantes años de actividad. Sin embargo, no ha hecho más que empezar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de abril de 1984